El estadio de José Zorrilla tendrá que volcarse con su equipo para poder arañar los tres puntos vitales.
El estadio de José Zorrilla tendrá que volcarse con su equipo para poder arañar los tres puntos vitales. / EFE
Publicidad

La lucha por el descenso vivirá hoy un nuevo punto álgido con el duelo directo que medirá en el Nuevo José Zorrilla al Valladolid y al Girona, mientras que el colista Huesca se juega prácticamente su última opción en la visita de un Eibar que aún no ha terminado los deberes, en partidos correspondientes a la trigesimocuarta jornada de LaLiga Santander.

En Pucela (20.30 horas), el Valladolid intentará abandonar los puestos de descenso con un triunfo que envíe a esa zona a un Girona, que le aventaja en dos puntos y que se encuentra en una dinámica horrible de derrotas y que desde su histórico ascenso no ha estado en una situación similar.

Los de Sergio González vienen animados por el punto logrado en la visita al Alavés, valioso por ser a domicilio, pero más en lo anímico porque igualó un 2-0 en un feudo complicado, mientras que los de Eusebio Sacristán cayó en su tercer duelo directo seguido al perder en Vigo (2-1) y acumula un racha de cinco seguidas.

Ahora, el objetivo de los blanquivioletas es del volver a ganar ante su público después de rozarlo ante la Real Sociedad y el Getafe y poner fin a casi tres meses sin hacerlo desde que se impusiera al Celta (2-1) a finales de enero. Además, el triunfo sería básico para un Valladolid que tampoco ha ganado en sus últimos cinco encuentros, en los que ha arañado tres puntos, porque cerrará este carrusel de encuentros en el Metropolitano ante el Atlético.

Sergio González pierde a Keko Gontán por un problema muscular, bajas que se une, entre sus jugadores más usados, a las de Anuar y Verde, además de la de Antoñito por sanción, mientras que recupera a Alcaraz para el medio. Además, podría volver a la defensa de tres centrales y debe decidir sobre la portería, después de los fallos de Yoel en Mendizorrotza que podrían devolver la titularidad a Masip. Por su parte, el Girona, decimosexto con 34 puntos, llega tocado a este encuentro vital tras otra nueva derrota en Balaídos frente al Celta (2-1), que tienen al equipo en una delicada situación en el momento más importante de la campaña.

Victorias a domicilio

El equipo gerundense ha sobrevivido gracias a sus victorias a domicilio, pero ahora tampoco logra los puntos como visitante. Sin embargo, espera romper esa racha en Zorrilla porque el calendario más próximo le cita con el Sevilla y el Getafe, dos candidatos que pelean por la cuarta plaza. Eusebio recupera a Ramalho y el ‘Choco’ Lozano y también sopesa la posibilidad de cambiar el sistema.

Más urgencia tiene el Huesca, colista de la tabla a ocho puntos de la salvación y cuyas opciones de lograr la permanencia pasan básicamente por ganar los 15 puntos que restan en juego, empezando por los que se jugará en El Alcoraz (19.30) ante un Eibar, más tranquilo con 40 unidades, pero deseoso de alcanzar los 42 que le hagan afrontar de forma diferente lo que queda.

Los de Francisco dieron un gran paso atrás el pasado sábado cuando no fueron capaces de ganar el duelo directo en Vallecas ante el Rayo, penúltimo y con el que empató sin goles, resultado que no le valía a ninguno de los equipos de la tabla.