El Sevilla busca volver a los buenos resultados sorprendiendo al campeón

El Barcelona llega como favorito, pero recela de un conjunto hispalense en supuesta crisis

10
El centrocampista Kevin Prince Boateng (2i), junto a otros jugadores durante el entrenamiento del F.C. Barcelona. / EFE
Publicidad

El Sevilla FC recibe hoy al FC Barcelona en el Ramón Sánchez-Pizjúan (21.30 horas/La 1, TV3 y GOL) en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey, una eliminatoria igualada y abierta entre un Sevilla que quiere dejar atrás su mala racha ante el vigente campeón.

Uno de los focos de interés se ha apagado antes de abrirse el cruce, ya que Munir El Haddadi, traspasado del Barça al Sevilla en este mercado de invierno, está lesionado y no podrá jugar, pero la eliminatoria no pierde interés por ello.

El Sevilla es un especialista en torneos de eliminatorias, sobre todo en la Liga Europa, y quiere trasladarlo a la Copa del Rey. Ante el rival que, según Pablo Machín, nadie quería por ser el campeón de las últimas cuatro ediciones pero que puede catapultarles al éxito en caso de triunfo.

No está pasando por su mejor momento el cuadro nervionense, con tres derrotas consecutivas. No obstante, una de ellas fue intrascendente ante el Athletic Club
(0-1) en la vuelta de octavos de esta Copa, tras el 1-3 a favor del Sevilla en San Mamés. La otra, en la ‘Catedral’, en Liga y, también en la competición doméstica, cayeron ante el Real Madrid (2-0).

Pese a no ser una gran crisis, el Sevilla busca la redención en la competición del KO, donde ganar al Barça les metería en las semifinales como favoritos. Pero, ahora mismo, esa condición se le presume a un Barça que en esta temporada ganó al Sevilla en sus dos duelos.
La Supercopa de España de Tánger se la llevó el Barça (1-2) con goles de Piqué y Dembélé, que se perderá este cruce por lesión, dando la vuelta al inicial de Sarabia. Y, en la primera vuelta de Liga, el Barça fue muy superior (4-2) en el Camp Nou. El Sevilla, cuarto en la tabla, aguanta pese a todo en zona ‘Champions’.

Nuevo escenario

Tercer partido, tercera competición, entre dos equipos históricos que prometen una bonita batalla sobre el césped. Pese a que pueda haber rotaciones, que las habrá en mayor o menor medida, y haya lesiones, tanto el Sánchez Pizjuán como el Camp Nou están preparados para el tedio.

En el Barça, pese a no contar con Ousmane Dembélé, lesionado ante el Leganés, están tranquilos por el renovado fondo de armario. Atrás podría volver a jugar Jeison Murillo, el central que abrió el mercado invernal, y delante, si llega el transfer, podría debutar Kevin-Prince Boateng.

Delantero llegado para tapar la salida de Munir al Sevilla, tiene a sus 31 años experiencia contrastada y sabe que no será titular pero que, a base de parches, debe buscarse sus minutos y su oportunidad para convertir la cesión del Sassuolo en fichaje por 8 millones de euros.

No obstante, por mucho que pueda jugar a nivel de ficha (el Barça no se arriesgará a otra contienda judicial tras el anulado ‘caso Chumi’), no parece que pueda ser titular. Sí lo haría Malcom, lesionado Dembélé y con Denis Suárez en la rampa de salida del club.

Por parte del Sevilla, que también busca la revancha del 5-0 encajado a manos del Barça en la última final de la Copa del Rey, por cierto, no estará además de Munir el francés Joris Gnagnon, pues el central terminó el entrenamiento del martes con molestias en el recto izquierdo.