Los jugadores blancos tendrán que esforzarse para poder bloquear a Nick Calathes, del Panathinaikos.
Los jugadores blancos tendrán que esforzarse para poder bloquear a Nick Calathes, del Panathinaikos. / Europa press
Publicidad

El Real Madrid recibirá hoy al Panathinaikos (21.00 horas/Movistar Deportes) en la decimotercera jornada de la Euroliga, duelo que reedita el enfrentamiento de play off de la pasada temporada, donde el equipo blanco remontó ante el equipo entrenado por Xavi Pascual camino del décimo título continental.

Aquel último precedente entre dos de los clubes más laureados de Europa comenzó con una sonora paliza del Panathinaikos (95-67). Lejos de hundirle, aquel borrón impulsó al Real Madrid, que ya no perdió ni un partido más en aquella Euroliga. Ganó los tres siguientes duelos de la eliminatoria y llegó embalado a la ‘Final Four’ para proclamarse campeón de Europa.

Ahora vuelven a enfrentarse cerca del ecuador de la fase regular, que el Real Madrid (10-2) alcanzará en una situación cómoda, mientras que el ‘PAO’ (6-6) está metido de llena en la pelea por el play off. Una racha de tres derrotas, cortada la semana pasada con una victoria frente al colista Darussafaka, ha complicado su panorama.

Al equipo heleno le cuesta rendir a domicilio —solo ha logrado una victoria lejos de Atenas— y tampoco se le ha dado bien Madrid en las últimas visitas, ya que no gana en el Palacio desde 2013 y ha caído en sus cinco últimas visitas. Invicto en la liga griega, llega pendiente del estado físico de Matt Lojeski e Ioannis Papapetrou.

Por su parte, el Real Madrid llega con ganas de desquitarse de la sorprendente derrota encajada ante el Cafés Candelas Breogán, colista de la Liga Endesa que le borró la sonrisa tras su apabullante victoria en el Clásico frente al Barcelona.

Golpe en la cabeza

Pablo Laso apuntó que Facundo Campazzo, que no estuvo en Lugo, se encuentra “más o menos bien” para reaparecer y que Felipe Reyes arrastra un golpe en la cabeza, por lo que apurará hasta poco antes del partido para decidir su convocatoria, en la que deberá realizar cuatro descartes para el encuentro decisivo de hoy ante el poderoso rival griego.

Los madridistas intentarán dar la mejor versión de sí mismos para poder derrotar al potente equipo heleno y poder acomodarse en la zona alta de la tabla, que por el momento ocupa el conjunto turco del Fenerbahce.