El jugador del Real Madrid Sergio Llull pelea un balón junto a Gabriel Lundberg, del Manresa.
El jugador del Real Madrid Sergio Llull pelea un balón junto a Gabriel Lundberg, del Manresa. / efe
Publicidad

El Barça Lassa venció ayer por 90-76 al Movistar Estudiantes, en el último duelo de la jornada 23, y mantuvo así su liderato de la Liga Endesa, aunque todavía con el Real Madrid en el retrovisor tras su amplia victoria sobre el BAXI Manresa (91-57). En el Palau Blaugrana, los locales se sobrepusieron a un mal arranque que se reflejó con un 10-22 en el marcador. Pero la labor de Thomas Heurtel, de Rolands Smits y de Víctor Claver en media distancia frenó el ímpetu colegial y eso ayudó a que el pívot Ante Tomic o se quedara como único referente de ataque.

Un parcial acumulado de 26-17 equilibró las cosas al descanso, al que llegaba el italiano Alessandro Gentile siendo el más destacado con 14 puntos. Sin embargo, Tomic encontró en Kyle Kuric a un fiel escudero para encauzar un prolífico tercer periodo (34-20) que dio paso a un último cuarto algo polémico.

A Gentile le señalaron dos faltas técnicas a 06:53 de la conclusión, con resultado de 76-61, y eso ya fue una losa bastante pesada para el Estudiantes, que luego siguió apretando más por corazón que por cabeza. Así, la renta final de +14 permitió al Barça continuar en el liderato con un balance de 19-4.

El triunfo

A solo un triunfo de distancia sigue el Real Madrid, que en sesión matutina doblegó con facilidad al BAXI Manresa con destacada actuación del canterano Santi Yusta. Y es que el alero madrileño anotó 17 puntos en sus 23:16 sobre el parqué del WiZink Center, donde los locales marcaron territorio con un primer cuarto demoledor (29-13).

Aunque el equipo manresano se llevó el segundo cuarto por 17-25, sus esperanzas se diluyeron tras el descanso merced a encajar un duro parcial de 23-6. Que Erik Murphy acabara como máximo anotador visitante con 9 puntos reflejó el mal partido de un BAXI a la deriva en el último periodo (22-13), poniendo así en peligro su puesto del play off.

Uno de sus oponentes en dicho objetivo, el Iberostar Tenerife, cayó en su visita al Kirolbet Baskonia (85-68) pese a los 20 puntos de Tim Abromaitis. Enfrente, Shavon Shields aportó 17 tantos al cuadro vitoriano, tercero de la tabla con un registro de 17-6 y a la espera de acercarse a los puestos cabeceros; la próxima semana hay un duelo entre Real Madrid y Barça Lassa, que afecta de soslayo al Baskonia.

Además, el UCAM Murcia salió dos meses después del descenso con su triunfo ante el Tecnyconta Zaragoza, por 116-94 en un choque de récords. Por un lado, esos 116 puntos igualaron la mejor marca de anotación en un partido sin prórroga; por otro, los 20 de 33 en triples fue nueva plusmarca en la historia de los murcianos y se quedó cerca de la mejor en la Liga ACB (22 triples del Valencia Basket).