El mejor Panathinaikos mide las aspiraciones del campeón

El Real Madrid apura sus opciones de mejorar el tercer puesto ante el equipo con la mejor racha de la Euroliga • Llull, reñido con el triple, se examina ante la influencia de Calathes

16

El Real Madrid comenzará la recta final de la Liga Regular de la Euroliga (20.00 horas) en una complicada salida al OAKA donde le espera el Panathinakos, un rival no sólo más necesitado, sino que además es en la actualidad el equipo más en forma del torneo con una racha de seis triunfos consecutivos.

El actual campeón afronta las dos jornadas que restan de esta fase de la máxima competición continental con la única aspiración de intentar mejorar su tercera plaza actual, mientras que el equipo griego, seis veces rey europeo, ha despertado a tiempo y está cerca de meterse en un play off que aún no tiene garantizado.

El conjunto de Pablo Laso aterrizará en el OAKA sabedor de que sus opciones de finalizar primero o segundo son bastante complicadas, y que ni siquiera ganar le podría valer si no fallan Fenerbahce y CSKA Moscú, aunque sí serviría para echar una mano al Baskonia.

El Real Madrid llega a la cita en un momento algo complejo después de encadenar dos derrotas seguidas ante precisamente los de Velimir Perasovic y en otro Clásico adverso, y está por comprobar cómo ideará el partido Laso en este momento de la campaña después de que en Vitoria diese descanso a Campazzo, Tavares y Reyes, una clara muestra de que empieza a reservar energías para lo que se avecina. La única baja será Gabriel Deck tras recuperar a Rudy Fernández, ausente el domingo.

Esto contrasta con el estado anímico del Panathinaikos, de nuevo a su mejor nivel competitivo en el momento adecuado, gracias a la llegada del afamado entrenador estadounidense Rick Pitino, relevo del destituido Xavi Pascual, y con el liderazgo de Nick Calathes.

El preparador americano fue el elegido tras la clara derrota en el WiZink Center (89-68) y ha conseguido mejorar al conjunto heleno, que ha pasado del balance de 6-8 con el que llegó al actual de 15-13. En su óptima racha victoriosa, las tres últimas (CSKA, Baskonia y Armani) han sido de mucho valor, y una más le podría clasificar dependiendo de los resultados.

Y todo con la influencia de Calathes. El base, máximo asistente de la Euroliga con 8,75 por partido, está siendo clave y la pasada semana en Milán firmó 39 de valoración 27 puntos, 14 asistencias y 8 rebotes. El greco-estadounidense volverá a examinar a un Sergio Llull, que sigue buscando su mejor nivel y que está reñido con el acierto tras firmar un 3/17 en triples en sus dos últimos encuentros (0/8 en el Buesa).

Frenar al exNBA se antoja clave para calmar las ganas de revancha locales por la eliminación del año en el play off pese a tener el ‘factor cancha’ a favor y que también alimentarán a un Panathinaikos repleto de físico (DeShaun Thomas o James Gist) y con los puntos que le puede aportar el veterano Langford y Kilpatrick, jugador que llegó a principios de enero.