El juez resolverá entre viernes y lunes la cautelar sobre los horarios

LaLiga acusa a la RFEF de presentar una prueba manipulada durante una vista marcada por la tensión • Mediapro defiende jugar viernes y lunes para facilitar el acceso a los aficionados

2
La vista de medidas cautelares solicitadas por LaLiga se celebró en el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid. / EFE
Publicidad

El Juzgado de lo Mercantil número dos de Madrid celebró ayer la vista de medidas cautelares solicitadas por LaLiga contra la resolución de la Jueza Única de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) de no permitir que haya partidos de la Liga Santander ni la Liga SmartBank en viernes y lunes, y procederá a dictaminar su resolución entre mañana viernes y el próximo lunes.

El juez Andrés Sánchez Magro, titular del juzgado, escuchó los argumentos federativos y de la patronal de los clubes a través de sus respectivos abogados, Tomás González Cueto y María José López, en una vista que duró casi cuatro horas y a la que no acudieron ni Luis Rubiales ni Javier Tebas, presidentes de la RFEF y LaLiga respectivamente.

Sin embargo, tras esta vista, la polémica entre ambas instituciones continuó al informar desde LaLiga que una de las pruebas presentadas por la defensa al juez había sido manipulada.

La prueba en cuestión es el corte de una entrevista de Tebas en ‘El Larguero’ de septiembre de 2018 donde el presidente de la patronal indicaba que si el Convenio de Coordinación no se renovaba se jugaría “sábados y domingos”. Pero fuentes de LaLiga indicaron que no se había puesto la conversación completa en la que Tebas termina por decir que el Real Decreto de la venta centralizada de derechos les da la potestad de “poner partidos viernes y lunes”.

El juez ahora tendrá que decidir en estos días si concede las medidas cautelares a LaLiga para que pueda mantener sus horarios en estas tres primeras jornadas, tras lo cual el asunto quedaría en manos del CSD y de los tribunales de lo contencioso-administrativo, que serían los encargados de buscar una decisión definitiva sobre quien tiene la competencia.

Competencia desleal

La vista la abrió López, que acusó a la RFEF de “competencia desleal y abuso de posición de dominio”. En una intervención rápida, la abogada explicó que desde el organismo presidido por Luis Rubiales se está tratando de “vaciar de competencias” a la patronal y se está “dinamitando” la comercialización de los derechos audiovisuales de la competición.

En cambio, el abogado defensor de la RFEF protagonizó una larga intervención de más de una hora de duración, que comenzó señalando la “reiteración de noticias falsas” de estos días sobre que el ente federativo buscaría boicotear el comienzo de LaLiga no enviando árbitros a los partidos afectados. “La RFEF cree en el sistema y en las normas de juego”, advirtió.

González Cueto recordó que en la firma del nuevo Convenio de Coordinación el pasado 3 de julio en el CSD se excluyeron los partidos fuera del fin de semana, asunto que se emplazó a posteriores negociaciones, algo que no ha sucedido después de que LaLiga actuase “de mala fe” al presentar una denuncia días antes de la reunión en la que se iba a tratar de buscar una solución.

El abogado apuntó que la RFEF es “flexible” con el tema de los partidos en viernes y lunes y que el organismo planteó a LaLiga mantener los partidos de los viernes e ir reduciendo de manera progresiva los de los lunes hasta su eliminación en un periodo de tres años.

González Cueto reiteró la negativa de la patronal a negociar, haciendo hincapié en las diferencias económicas que separan a ambas partes, ya que los ingresos que ahora percibe LaLiga son “mucho mayores que hace cinco años”, un crecimiento que no se tradujo en una mejora de la oferta a la RFEF.

Máxima visibilidad

Posteriormente, fue el turno de los testigos. El primero en aparecer fue el máximo responsable de Mediapro, Jaume Roures, llamado a declarar por la abogada de LaLiga y que advirtió de la importancia de los partidos en los días que han originado el conflicto, ya que el fútbol “compite con otras ofertas de ocio”. “Si jugamos el viernes tenemos gran repercusión en el mundo árabe. Tenemos que colocar y defender nuestro producto en los momentos de mayor visibilidad”, explicó el empresario.

A preguntas de María Jesús López, Roures pidió tener “una visión amplia del aficionado al fútbol”. “Aficionado es el que va al campo y el que se engancha en las redes sociales. Si damos al abonado menos posibilidades de acceder a nuestro producto es algo que perjudica”, recordó.

Además, tras dejarle claro a González Cueto que no tenía ninguna animadversión a la RFEF ni interés legítimo en este juicio, sí aseveró que la Federación “ha emprendido un ataque” contra su empresa. “Nos arrebató la Copa del fútbol femenino y la final de la LNFS”.

El intercambio más duro lo protagonizaron la abogada de LaLiga y el secretario general de la RFEF, Andreu Camps. María Jesús López pidió al magistrado Andrés Sánchez Magro que se considerara a Camps como parte y no como testigo debido al cargo que desempeña en la Federación, protesta que el juez permitió que constara en acta.

Camps relató que trataron de llegar a un acuerdo “de buena fe” con la patronal, pero reiteró la nula predisposición negociadora de LaLiga, que les ofreció “lo que había y un 25% más” o si no se verían “en los tribunales”. “A los que ya habían ido”, aclaró.

Cuestionado sobre si la RFEF hubiera permitido la celebración de los partidos en lunes y viernes en caso de que LaLiga hubiera aceptado las condiciones económicas exigidas por la Federación, el directivo federativo respondió que “para nada”.

El valor de viernes y lunes

“Si hubiera sido así, se hubiera resuelto en la primera reunión, pero estuvimos durante ocho-diez reuniones. No estamos para recibir un dinero sino para un concepto distinto de relación entre la RFEF y LaLiga”, avisó Camps, que insistió en que discuten “los horarios, no las jornadas” y que resaltó que el organismo que preside Javier Tebas “se ha negado sistemáticamente” a explicarles “el valor de los lunes y los viernes”.

Llamativa fue la intervención del excolegiado y actual presidente del Comité Técnico de Árbitros, Carlos Velasco Carballo, que negó que ninguna persona de la Federación le pidiese que no enviara árbitros a los estadios si no se encontraba una solución al conflicto. Además, aseguró desconocer el reglamento que da potestad al RFEF para mandar a los árbitros a los estadios.

Por su parte, el director de contenidos de Deportes de Movistar+, Juan Andrés García Botero, se refirió al perjuicio que la disputa con RFEF está causando para la cadena de pago, dueña de los derechos televisivos en España.

Hay que recordar que el inicio del campeonato está previsto, según la patronal, para el viernes 16 de agosto con el duelo en San Mamés entre el Athletic Club y el FC Barcelona, aunque la Jueza Única de Competición de la RFEF, Carmen Pérez, pasó el pasado 26 de julio a sábado y domingo los 13 encuentros programados en viernes o lunes, ocho de la Liga Santander y cinco de la Liga SmartBank.