El hambre del campeón mide el ’antídoto’ Pesic

Madrid y Barça abren en el WiZink Center la final más repetida de la historia de la Liga Endesa • Los blancos, con el factor cancha a favor

9
Anthony Randolph intenta anotar ante la defensa de Ante Tomic en un Real Madrid-Barça Lassa de esta temporada. / ACB
Publicidad

Real Madrid y Barça Lassa empezarán a reeditar esta noche en el WiZink Center (21.00 horas/#Vamos) la final más repetida en la historia de la Liga Endesa, a la que los blancos llegan con hambre para levantar su primer título de la temporada y los azulgranas con el ‘antídoto’ de Svetislav Pesic que tan bien la ha funcionado los últimos tiempos.

Por decimoquinta vez en la historia de la ACB, Real Madrid y Barcelona se citan en la final por el título, un periplo que dominan hasta la fecha los blancos (8-6), decididos a cerrar la temporada con un buen sabor de boca tras quedarse con la miel en los labios en las dos grandes competiciones anteriores.

Si en la Euroliga su verdugo en semifinales fue el CSKA, a la postre campeón de Europa, en la Copa del Rey sí lograron llegar hasta la final Pablo Laso y sus pupilos, aunque perdieron precisamente ante el Barça en uno de los partidos más polémicos que se recuerdan en los últimos años.

“Empezamos de cero, lo que ha pasado antes me vale para muy poco”, zanja el técnico vitoriano, que llegará con ganas de revancha a su duelo de pizarras frente a un Pesic que le ha ganado cuatro de los cinco duelos de esta temporada. El club catalán ganó los dos partidos de Liga Endesa (86-69 y 76-82), además de la mencionada final de Copa (94-93), mientras que en Euroliga se produjeron sendas victorias locales en Madrid (92-65) y Barcelona (77-70).

Como campeón de la liga regular, con una victoria más que el Barça, el equipo blanco tendrá a favor el factor cancha en su octava final consecutiva de Liga Endesa. Una racha espectacular que contrasta con las dificultades en los últimos años de su rival, que no llegaba a la final desde 2016 y que no se proclama campeón desde 2014.

La racha de 15 victorias seguidas en ACB también alimenta la moral del Real Madrid, que ha visto resurgir en este play off la mejor versión de Anthony Randolph. Por su parte, el mejor hombre de Pesic sigue siendo Thomas Heurtel, la “cabeza de la serpiente” en palabras de Facundo Campazzo, con el que se barrunta un gran duelo de bases.

Además, ambos equipos llegan en muy buen momento e invictos en las eliminatorias por el título. Los blancos ‘barrieron’ a Baxi Manresa y Valencia Basket y los azulgranas hicieron lo propio frente a Divina Seguros Joventut y Tecnyconta Zaragoza. No va más en el pabellón madrileño, que también acogerá el segundo duelo el próximo lunes (21.00).