El Getafe defiende Europa en una jornada clave para definir el descenso

Espanyol-Rayo y Girona-Huesca, partidos de conjuntos que buscan salir de la zona baja

16
El delantero del Getafe Ángel Rodríguez durante el partido de la jornada pasada frente al Levante. / EFE
Publicidad

El Getafe intentará retomar la senda de la victoria en LaLiga Santander para defender su posición europeo en la tabla cuando reciba este sábado al Celta, uno de los equipos que pelean por un descenso que promete emociones fuertes con dos duelos directos en el RCDE Stadium y Montilivi.

El partido que abre la actividad sabatina (13.00 horas) traerá el regreso del Getafe al Coliseo después de tres partidos consecutivos, dos ligueros y uno de Copa del Rey, fuera de casa que no le han sido demasiado óptimos y llegará con ganas de desquitarse ante un Celta que quiere asegurarse quedar fuera del descenso una jornada más.

A las derrotas en el Wanda Metropolitano ante el Atlético, segunda de la campaña liguera a domicilio, y en Mestalla, con la consiguiente eliminación copera, le siguió un empate sin goles ante el Levante que le mantienen quinto con 32 puntos, empatado con Betis y Alavés, y con dos puntos de ventaja sobre Valencia y Real Sociedad.

De este modo, un revés ante su afición le podría sacar fuera de los puestos europeos, mientras que en el lado contrario, un triunfo le acercaría a la cuarta plaza que ostenta el Sevilla, que tiene cuatro de ventaja. Con el deseo de volver a saborear de nuevo una victoria y de seguir fuerte en casa afrontará el partido de los de José Bordalás, que recupera a casi toda su defensa respecto al Ciutat de València con la vuelta de Cabrera y Djené tras cumplir sus sanciones, mientras que Jorge Molina debería volver a la titularidad.

Enfrente un Celta que llega reforzado al Sur de Madrid tanto por haber roto su mala racha la pasada jornada y por la vuelta a la lista de su principal estrella, un Iago Aspas, de baja desde su lesión en el Camp Nou el 22 de diciembre.

El goleador celeste podría esperar su oportunidad en el banquillo por su falta de ritmo, pero su retorno es un plus para el equipo vigués que con su triunfo ante el Sevilla rompió una dinámica de siete jornadas sin ganar, las seis últimas con derrota.

Ahora, para no correr el riesgo de caer al descenso, debe mejorar sus números como visitante en un partido donde Miguel Cardoso no podrá contar con el sancionado Yokuslu, auque recupera al central danés Hoedt y podría hacer debutar al lateral argentino Olaza.

DUELOS POR EL DESCENSO

Aparte del derbi del Wanda, hoy deja otros dos encuentros de máxima tensión, en los que están inmersos cuatro equipos implicados en la lucha por la salvación, tres de ellos separados por apenas dos puntos.

Así, en el RCDE Stadium (18.30) se verán las caras al Espanyol, decimoquinto con 25 puntos, y el Rayo Vallecano, antepenúltimo con 23, en un choque que podría enviar a los locales a los puestos de descenso si no saca los tres puntos y sus rivales no fallan.
La situación ‘perica’ es un tanto inesperada y ahora la misión del conjunto blanquiazul es la de recuperar la fortaleza en casa de principio de temporada y que le hizo coquetear con la zona europea. Después de ganar sus cinco primeros partidos ante su afición, de la mitad restante sólo pudo ganar al Leganés.

El Espanyol salvó un punto en la pasada jornada en el Estadio de la Cerámica donde igualó un 2-0 a falta de 15 minutos y debe mejorar su fiabilidad defensiva y recuperar la mejor versión goleadora de un Borja Iglesias que también ha perdido fuelle tras su gran inicio con sólo un gol en los últimos ocho encuentros. El canterano Lluis López cogerá el puesto del sancionado Hermoso y Ferreyra o Wu Lei podrían reforzar el entramado ofensivo.

Por su parte, el Rayo Vallecano llega a Barcelona algo ‘tocado’ después de perder el derbi del pasado lunes ante el Leganés pese a jugar casi toda la segunda parte con un jugador más, lo que le devolvió a un descenso del que había salido tras sumar 13 de los anteriores 15 puntos.

La buena racha sirvió de todos para que los franjirrojos se enganchen al tren de la salvación y ahora intentarán confirmar su mejoría y arañar algo positivo para no descolgarse. Para un duelo en el que ambos rivalizarán por el balón, Míchel recupera a Santi Comesaña en el medio, pero pierde por sanción al argentino Óscar Trejo, puesto al que optan Álvaro García y Pozo.

Entre medias de Espanyol y Rayo se encuentra el Girona, que suma 24 puntos y que tiene una gran oportunidad de poner fin a su mala racha de resultados cuando reciba en Montilivi (2.45) al colista Huesca, que afronta una nueva ‘final’ más fortalecido.

El conjunto de Eusebio, una vez terminado su sueño copero, intentará centrarse con todas sus fuerzas en LaLiga y empezar a sumar de tres en tres para poner tierra de por medio cuanto antes con un descenso en el que podría empezar el partido si el Rayo ganó.

El equipo gerundense no ha podido ganar en sus nueve encuentros ligueros, una racha que se extiende a 12 si se añade la Copa del Rey, y se vio abocado a una pelea que quería evitar a toda costa como el año pasado en su debut en la élite.

El Huesca intentará sacar partido a las dudas locales para sumar algo positivo que le mantenga con fe en una salvación que está todavía lejos, a nueve puntos, pese a la gran victoria de la pasada jornada ante el Valladolid (4-0).