El fútbol femenino presenta su candidatura a soñar en grande

La Selección Sub-17 compensó con el primer Mundial de la historia de España el fracaso de La Roja en Rusia • El Madrid revalidó su trono y los ‘Hispanos’ saldaron su cuenta europea

18
La Selección Sub-17, campeona de Europa en mayo, ganó el primer Mundial de fútbol femenino en la historia de España.
La Selección Sub-17, campeona de Europa en mayo, ganó el primer Mundial de fútbol femenino en la historia de España. / EFE
Publicidad

El fútbol femenino español ha sido sin duda un gran protagonista de este 2018 que hoy termina, acompañado, entre otros, por unos ‘Hispanos’ que saldaron cuentas con la historia, un Real Madrid de nuevo dominador en Europa, el baloncesto femenino o las selecciones de waterpolo.

Este año que termina será recordado en buena parte por la eclosión del fútbol femenino, cuyas categorías inferiores sumaron destacados éxitos que se contrapusieron con el revés de la Selección Absoluta masculina en el Mundial de Rusia.

Mientras la Absoluta femenina cumplía con su clasificación para el Mundial de 2019 de Francia, la Sub-17, sobre todo, se llevó los elogios con un doblete de nivel al ganar el Europeo y el Mundial. Primero, a finales de mayo, se coronó reina continental al batir a la todopoderosa Alemania por 2-0 de la mano de una gran Eva Navarro, y posteriormente, ya a finales de año, logró proclamarse campeona del mundo tras ganar por 2-1 a México, con Claudia Pina anotando los dos tantos.

Estos éxitos se unieron a la de la Sub-19, que reeditó el título continental a finales de julio gracias a un sensacional gol de falta directa de María Llompart ante Alemania, y al subcampeonato mundial de la Sub-20, a la que únicamente frenó la potente Japón por 3-1.

Sin salir del fútbol, Real Madrid y Atlético de Madrid fueron protagonistas a nivel de clubes. El conjunto madridista salvó una discreta temporada al conseguir su tercera Champions consecutiva al derrotar en Kiev al Liverpool por 3-1, mientras que el rojiblanco se hizo con la Europa League, al ganar por 3-0 al Marsella. Además, los merengues cerraron 2018 con el Mundial de Clubes, y los colchoneros se quedaron ante su vecino la Supercopa de Europa (4-2).

Madrid vivió un gran año a nivel deportivo ya que a estos dos éxitos se unieron el de la Décima del Real Madrid de baloncesto y el título continental del Movistar Inter de fútbol sala. Los de Pablo Laso redondearon un gran año liderados por Luka Doncic y se proclamaron campeones de Europa tras batir al Fenerbahce en Belgrado por 85-80 y tras eliminar al CSKA Moscú en semifinales, mientras que los de Jesús Velasco defendieron su trono al ganar en Zaragoza al Sporting portugués por 5-2 y después de eliminar en las semifinales al Barcelona Lassa.

Oro en balonmano

En este 2018 también ha brillado el balonmano masculino, que por fin pudo demostrar su potencial y coronarse por primera vez en su historia campeón de Europa. Después de cuatro subcampeonatos, los ‘Hispanos’, campeones del mundo en dos ocasiones, consiguieron por fin subir a lo más alto del podio continental en Croacia tras un torneo donde cedieron ante Dinamarca y Eslovenia, antes de acabar con su ‘bestia negra’, Francia, en las semifinales (27-23), y dominar con autoridad a Suecia en la final (29-23).

No fue el único equipo que se coronó en Europa, honor que también correspondió a la Selección femenina de rugby a XV, que arrolló a Holanda (40-7) en la final de Bruselas, y a las selecciones masculina y femenina de hockey sobre patines, ambas ante Portugal, un deporte donde el Barça reinó en Europa por vigésimo segunda vez.

La Sub-20 femenina de baloncesto alcanzó el oro europeo al ganar claramente (69-50) a Serbia, mientras que el karate aportó el título continental del equipo masculino de kata (Salazar-Carbonell-Galán) y el golf el de Pedro Oriol y Scott Fernández.

Hubo un equipo que no falló a su cita con las medallas, aunque no consiguiese ganar el oro. La Selección femenina de baloncesto sumó su sexta gran cita consecutiva desde 2013 subiendo al podio al colgarse un valioso bronce en el Mundial que acogió Tenerife. Australia apartó a las de Lucas Mondelo de la final contra el ‘Dream Team’, pero las anfitrionas se repusieron y finalizaron terceras al batir a Bélgica, que les había derrotado anteriormente, por 67-60 para seguir acumulando éxitos.

El waterpolo tampoco desaprovechó su ocasión de acoger el Europeo, en Barcelona y tanto su selección femenina como la masculina consiguieron medallas, con especial mención para los chicos, que no lo hacían de desde 2009. Los de David Martín aprovecharon el calor de la Picornell para ir avanzando, pero se quedaron una amarga plata tras perder en los penaltis ante la poderosa Serbia después de empatar a 7.

El equipo femenino no pudo llegar tan lejos en su torneo, pero también tuvo premio un año después de haber sido subcampeonas del mundo. Las de Miki Oca cayeron en las semifinales ante Grecia, pero en la pelea por el bronce arrollaron a Hungría (12-6). Ambos combinados lideraron un verano exitoso con un total de cinco medallas de cinco posibles gracias a las categorías inferiores que dejaron claro que hay relevo.

España se pasa al frío

Pero si alguien hizo historia también en este 2018 fue el deporte de invierno, que ya lo había hecho en los Juegos de PyeongChang y posteriormente aportó dos éxitos más. Las hermanas Oihane y Leire Otaegi, Sergio Vez y Mikel Unanue pusieron a España en el panorama internacional del curling con el sorprendente subcampeonato mundial en la modalidad de mixto al caer en la final ante Canadá (6-5), mientras que los patinadores Sara Hurtado y Kirill Jaliavin dieron al país su primera medalla en una gran competición internacional al lograr la plata en la disciplina de Danza sobre Hielo de la prestigiosa Copa Rostelecom.