El ala pivot estadounidense del Real Madrid Trey Thompkins y el alero letón del Barcelona Lassa Rolands Smits. / EFE
Publicidad

El Barça Lassa recibe de nuevo hoy al Real Madrid (21.00 horas) en el Palau Blaugrana para el cuarto partido de la final del play off de la Liga Endesa, que forzaron con su victoria por 78-77 del miércoles en un desenlace agónico y que fue contrario al visto en el segundo asalto. Así, el Real Madrid pasó de lograr el 2-0 en la eliminatoria con un triple sobre la bocina de Jaycee Carroll (81-80) a fallar otra última acción, pero esta vez en manos de Trey Thompkins, y ver al Barça enjuagar la distancia.

Todavía sigue el Madrid siendo favorito, pues debe ganar únicamente un partido y tendría dos opciones para hacerlo. Pero el Barça, tras inaugurar su casillero, quiere convertir de nuevo su Palau Blaugrana en un fortín para forzar el quinto duelo.

Que la final se decida en el capitalino Palacio de los Deportes depende del Barça, de que sea capaz de repetir el buen juego del segundo y del tercer duelo, aunque con suerte dispar en el resultado final.

El Real Madrid, pese a todo y sin la presión de buscar ya una final exprés, también habrá tomado medidas del parqué del Palau y buscará llegar de nuevo con opciones de reconquistar el título a domicilio, y festejarlo en la pista del eterno rival.

Aunque el Barça haya apretado la serie, la estadística sigue diciendo que el 90,9 % de las veces en que una final ha estado en esta situación ha ganado el título el equipo que tenía el factor cancha a favor, el Real Madrid en esta tesitura.

No obstante, los de Pablo Laso necesitarán mejorar su rendimiento defensivo en cuanto a la captura del rebote, y usar más un juego interior que pasó desapercibido en el tercer asalto. El mejor fue Trey Thompkins (18 puntos), y muchos recordarán su partido por el fallo final que evitó el alirón blanco.

En el bando catalán, Thomas Heurtel sigue siendo su jugador más en forma, el capitán que tira del barco y el que puede salvarlo de nuevo de hundirse. Pese a ello, Svetislav Pesic está apostando fuerte por Kevin Pangos, sobre todo en cuanto a los quintetos iniciales, y habrá que ver si Pau Ribas o Artem Pustovyi tienen minutos en esta cita clave.

Morder y ganar

El pívot mexicano del Real Madrid Gustavo Ayón dijo ayer que su equipo debe salir “a morder y a no dar opciones” al Barça en el cuarto partido de la final de la Liga Endesa, que en caso de ganar el equipo blanco se proclamaría campeón. Ayón comentó que el equipo está “bien” a pesar de la derrota en el tercer partido que se produjo tras “llevar bien el partido y cometer errores que nos llevó a fallar canastas importantes”. Por ello, el mexicano dijo que este viernes en el Palau tienen que jugar “con actitud y energía para que la serie se acabe”. Ayón espera un encuentro “muy apretado” como el segundo y el tercero de la serie.

Por otr lado, el ala-pívot del Barça Lassa Chris Singleton valoró ayer la trascendencia del cuarto partido de la final de la Liga Endesa y aseguró que el choque contra el Real Madrid es “una final” y que el equipo tiene “que darlo todo”. El estadounidense cree que deberán buscar el triunfo que fuerce el quinto partido “desde el inicio del choque” y no dejar que su rival lleve la iniciativa del juego como sucedió en el tercer encuentro. Singleton reconoció que ha habido “un cambio de mentalidad” en el equipo en el segundo y tercer partido, que se decidieron por una canasta en los segundos finales. “Es bueno poder recuperarnos tras ganar el tercer partido y ahora solo pensamos en el cuarto”, dijo.

El ala-pívot azulgrana, autor de la canasta del triunfo en el tercer partido, apunto a “la defensa” como la clave para igualar la final así como el hecho de que los jugadores azulgranas “tengan confianza los unos en los otros y en el grupo”.