El atletismo español se crece en Glasgow

Ana Peleteiro en triple salto, Álvaro de Arriba en 800 metros y Jorge Ureña en heptatlón suman tres oro • El relevo 4x400 se cuelga una meritoria medalla de plata y Jesús Gómez logra el bronce en 1.500

34
Ana Peleteiro, en el podio como campeona de Europa de triple salto.
Ana Peleteiro, en el podio como campeona de Europa de triple salto. / EFE
Publicidad

El atletismo español logró cinco medallas en una mágica jornada final para cerrar con seis metales los Europeos de pista cubierta de Glasgow, los de la consagración de una generación llamada a lograr grandes cosas los próximos años.

Ana Peleteiro abrió la jornada con el oro en triple salto tras superar por casi diez centímetros el récord de España. La gallega, campeona del mundo Sub-20 en 2012, cuajó una fantástica competición en el Emirates Arena de la localidad escocesa con una marca de 14,73 que le valió para convertirse en la nueva plusmarquista nacional con el mejor registro europeo de la temporada, un resultado que supone su consagración.

A pesar de eso, la de Ribeira, entrenada por el cubano Iván Pedroso, tuvo que reponerse a dos nulos en sus dos primeros intentos. En el tercero, firmó un 14,56 que le ponía primera y obligaba a sus rivales a reaccionar.

No se conformó y lo mejoró en su cuarto salto, con el que superaba en casi diez centímetros el récord de España, en posesión hasta ahora de Carlota Castrejana (14.64), que hace doce años logró el oro en Birmingham.

“Solo estar aquí era un premio al no rendirse y al no tirar la toalla durante este mes. Muy poca gente lo sabe, nadie sabía exactamente qué era lo que tenía, por lo que he pasado este último mes. Mi primer triple salto fue el martes antes de venir aquí, con nueve apoyos. No pude saltar ni correr durante todo el mes, solo pudimos mantener un poco la fuerza y con una pierna, mi entrenador ha tenido que tirarse de los pelos para saber qué hacer para llegar aquí bien”, explicó Peleteiro en declaraciones a TVE tras la competición.

El resto de la competición, con sus adversarias incapaces de combatir su marca, se convirtió en un mero trámite para la gallega, que sumaba un nuevo éxito a los bronces conquistados el año pasado en el Mundial en pista cubierta de Birmingham y en el Europeo de Berlín. Tras Peleteiro, se subieron al podio la griega Paraskeví Papajristou, que se colgó la medalla de plata (14,50), y la ucraniana Olha Saladuja, bronce (14,47).

La jornada vespertina arrancó con la decepción que supuso la cuarta plaza de Orlando Ortega en los 60 metros vallas después de haberse mostrado muy superior a sus rivales en las clasificatorias.

“Llegué fuerte y lo hemos intentado. Hay un Mundial pero ahora mismo no tengo claro cuál es el siguiente objetivo. Han pasado muchas cosas en mi vida personal y no he tenido la cabeza donde tiene que estar”, indicó Ortega, subcampeón olímpico en Río 2016, en declaraciones a TVE.

Tras este sinsabor, el salmantino Álvaro de Arriba se proclamó campeón de Europa en 800 metros, tomando el mando en la última vuelta hasta terminar primero.

De Arriba, bronce en Belgrado hace dos años, se impuso con un tiempo de 1:46.83, por delante del británico Jamie Webb y del irlandés Mark English. El también español Mariano García fue cuarto. “Venía muy bien de forma. Antes de entrar he estado hablando con la fisio y con mi entrenador, y me han dicho que yo iba a ser el campeón. La carrera ha salida perfecta, me he encontrado muy bien”, declaraba De Arriba después de colgarse la medalla de oro.

Acto seguido, Jorge Ureña conquistó un histórico oro en heptatlón defendiendo su primera posición con la victoria en la última prueba de los 1.000 metros. Ureña se proclamó campeón con 6.218, líder mundial del año, por delante del británico Tim Duckworth y el ruso Ilya Shkurenyov.

En los 1.500 metros, Jesús Gómez se colgó un meritorio bronce después de aguantar el pulso de dos gigantes: el polaco Marcin Lewandowski, quien fue oro, y el noruego Jakob Ingebrigtsen, plata.

Para cerrar la jornada y los campeonato, el relevo 4×400 puso un broche de plata al ritmo de récord nacional para ser subcampeón de Europa por detrás del experimentado equipo belga, en la sexta y última medalla de los campeonatos para España.

Óscar Husillos (plata en 400 metros), Manuel Guijarro, Lucas Búa y Bernat Erta pusieron la guinda a la actuación española en Glasgow, con el récord nacional (3.06:32) y la lucha hasta los últimos metros por el oro que se llevaron los Borlée. Francia fue tercera.