El Atlético se divierte

Marcos Llorente impulsa a los rojiblancos (0-3) ante un combinado de estrellas de la MLS • Joao Félix vuelve a deslumbrar y Diego Costa sigue en racha • Simeone revoluciona el once inicial

29
Joao Félix (7), que salió en la segunda parte, celebra el segundo gol del Atlético ante el combinado de la MLS. / EFE
Publicidad

El Atlético de Madrid agrandó su suma de triunfos en esta pretemporada en el All Star de la Major League Soccer (0-3), impulsado por el 0-1 de Marcos Llorente, la mejor revancha del medio centro —bajo la lupa por su error frente al Chivas— y goleando al final por medio de Joao Félix y Diego Costa.

Titular indiscutible hasta entonces y suplente después en el derbi contra el Real Madrid, Llorente respondió con la fuerza y la convicción de lo más preciado en un choque tan apretado durante 85 minutos: el 0-1. La asistencia de tacón fue del canterano Rodrigo Riquelme. La sentencia, ya al final, la pusieron Joao Félix y Diego Costa. Cuarta victoria del Atlético —una en los penaltis— en cuatro duelos.

Hubo dos noticias antes del partido. Una, la tormenta en Orlando que retrasó 42 minutos el inicio del encuentro. Otra, el once de Simeone. Ni Oblak ni Diego Costa ni Joao Félix ni Koke ni Saúl ni Trippier ni Lodi ni Savic ni Lemar ni Morata, aunque este último era ya de antemano baja por una contractura muscular.

El técnico argentino alteró el orden de su alineación de esta pretemporada. Primero salió con el equipo menos titular a día de hoy —sólo hubo una coincidencia, Mario Hermoso, respecto al 3-7 al Real Madrid—; después, desde el minuto 55, con un once más titular, el que había partido en los tres choques precedentes, salvo cambios puntuales, y con las excepciones de Montero y Camello.

Por eso, no existió el esperado duelo entre Zlatan Ibrahimovic o Wayne Rooney contra Joao Félix. Historia del fútbol hace poco contra el futuro (y presente) dentro de poco. “Puro talento”. Pero no enfrentado en el estadio Exploria. Cuando entró el joven atacante luso, ya habían sido cambiados.

De principio, hubo margen en la alineación para Héctor Herrera, Felipe Monteiro, Correa, Adán o Vitolo, además de meritorios canteranos (Carlos Isaac, Manu Sánchez, Sanabria y Rodrigo Riquelme). También para la vuelta de Marcos Llorente, cuando ha decaído ese protagonismo en el once tipo que se intuía este verano.

El gol del medio, en el 43, fue una especie de reivindicación. Apartado de la alineación titular del derbi por aquel error que le costó la expulsión contra el Chivas, en el All Star le dio al Atlético —mediante una combinación entre Héctor Herrera, Rodrigo Riquelme, decisivo y con una delicia de tacón, y él— una ventaja en la que insistió desde el primer instante, a través de Vitolo.

Simeone siempre dice que va detrás de lo que ve para su once. Y el extremo canario dibuja hoy por hoy un trazo imponente sobre el campo. También en la visión de cualquiera. Ágil, rápido, vertical, regateador, desbordante, profundo, incisivo, preciso… Está en una versión sensacional en esta pretemporada. Y aún fuera del once tipo.

Desde el incuestionable fútbol que tiene Vitolo, omnipresente en los ataques en el primer tiempo; desde su carrera, su conducción y su visión desde la banda izquierda y desde su transición, unas veces, o su último pase, otras, el Atlético canalizó y manejó su ofensiva, pendiente del remate. Lo encontró en el 0-1 de Llorente.

Aunque la MLS esté en plena competición y el club madrileño esté aún en rodaje, realmente el Atlético sólo sufrió en dos tramos. En el primer tiempo, cuando conectaron Ibrahimovic, Vela o Rooney. El goleador inglés jugó casi ajeno al área, más como transición que como finalización, pero ni así se libró el Atlético de su tremendo tiro.

Conexión Joao-Costa

Y en la puesta en escena del segundo, con el cambio general en la alineación local. En esos dos momentos, se cruzó determinante Antonio Adán, primero para volar al trallazo de Rooney y después, en la reanudación, para sostener el 0-1 con una parada ante Lodeiro, instantes antes de la rotación prevista del Atlético: 11 por 11.

Se fueron Adán; Carlos Isaac, Felipe, Hermoso, Manu Sánchez; Toni Moya, Héctor Herrera, Llorente, Vitolo; Correa y Rodrigo Riquelme. Y entraron Oblak; Trippier, Savic, Montero, Lodi; Joao Félix, Koke, Saúl, Lemar; Diego Costa y Camello. Si se añade a Hermoso (por Montero) y a Morata (por Camello), es el once tipo que maneja hoy por hoy Simeone, a juzgar por los partidos disputados.

Al minuto de entrar, Joao Félix ya tuvo el 0-2. Lo frustró el portero. También tuvo una intervención Oblak. Nada espectacular, pero sí efectiva a Ezequiel Barco. Después, vio como el lanzamiento de falta de Schweinsteiger se iba fuera. Y como Joao Félix, en el otro área, marcó el 0-2. Era el minuto 85. Aún le dio tiempo a dar el pase del 0-3 a Costa. El All Star fue del Atleti.

ALL STAR MLS 0-3 ATLÉTICO DE MADRID

ALL STAR MLS: Guzan (Blake, m. 30 (Rimando, m. 59)); Zusi (Metanire, m. 46), Hedges (Schwensteiger, m. 46), Zimmerman (González Pírez, m. 46), Lawrence (Kaye, m. 46); Chara (Maxi Moralez, m. 46 (Barco, m. 73)); Vela (Lodeiro, m. 46), Pozuelo (Jonathan dos Santos, m. 46), Rooney (Gonzalo Martínez, m. 46), Nani (Diego Rossi, m. 46); e Ibrahimovic (Josef Martínez, m. 30 (Wondolowski, m. 59)).

ATLÉTICO DE MADRID: Adán (Oblak, m. 55); Carlos Isaac (Trippier, m. 55), Felipe (Savic, m. 55), Hermoso (Montero, m. 55), Manu Sánchez (Lodi, m. 55); Sanabria (Toni Moya, m. 35 (Joao Félix, m. 55)), Héctor Herrera (Koke, m. 55), Marcos Llorente (Saúl, m. 55), Vitolo (Lemar, m. 55); Rodrigo Riquelme (Camello, m. 55 (Saponjic, m. 82)) y Correa (Diego Costa, m. 55).

GOLES

0-1, m.43: Marcos Llorente culmina una asistencia de tacón de Rodrigo Riquelme.
0-2, m.85: Joao Félix, con un tiro desde fuera del área.
0-3, m.92: Diego Costa culmina un pase de Joao Félix.

ÁRBITRO: Drew Fischer (Canadá).

INCIDENCIAS: partido correspondiente al ‘All Star’ de la ‘Major League Soccer’, Liga norteamericana de fútbol, disputado en el estadio Exploria de Orlando ante unos 25.000 espectadores. El inicio del partido sufrió un retraso de 42 minutos, en principio se estimó que sería de 30 minutos, por una tormenta con abundante aparato eléctrico, según informó el Atlético de Madrid. EFE