El Eibar saca los colores al Sevilla (5-1)

La derrota hispalense ante los armeros y el triunfo del Betis ante el Villarreal (2-1) aprietan la lucha por la Europa League

12
Los jugadores del Eibar celebran el quinto gol ante el Sevilla.
Los jugadores del Eibar celebran el quinto gol ante el Sevilla. / EFE
Publicidad

El Eibar aprovechó el mal momento del Sevilla en LaLiga Santander para cosechar una goleada (5-1) que les acerca a los puestos de la Liga Europa, en una vigésimo segunda jornada en la que el Betis venció (2-1) al Villarreal con un doblete del canterano debutante Lorenzo Morón ‘Loren’ y el Celta cayó (2-1) en el campo del Alavés.

El conjunto armero no dio ningún tipo de posibilidad a los hispalenses, que únicamente suman una victoria en los últimos ocho partidos ligueros. El tanto de Kike García en los primeros compases encarriló la victoria vasca, frente a un conjunto nervionense sin reacción y con el debut de Sandro, Layún y Roque Mesa.

Fabián Orellana amplió la ventaja pasado el primer cuarto de hora, antes de que Pablo Sarabia recortara diferencias desde el punto de penalti tras una mano de Dani Garcia. Sin embargo, el gol no cambió el guion de un Eibar arrollador que se marchó 3-1 al descanso con el gol de Iván Ramis en un córner.

En la segunda mitad, los de José Luis Mendilibar no bajaron el ritmo y se negaron a defender su renta, logrando dos tantos más gracias al segundo gol de Orellana y a un libre directo de Arnaitz Arbilla, que supuso el definitivo 5-1 que les coloca a un punto de los puestos de Europa League.

También se acerca a esta zona el Betis, que rompió la racha de seis encuentros sin perder del Villarreal en un choque marcado por la expulsión de Danielle Bonera en la primera mitad, el doblete como debutante de Loren en los andaluces y la lesión de Zouhair Feddal, que sufrió la rotura del tendón de Aquiles en la segunda parte.

La dura entrada del central italiano sobre Rubén Castro en la primera mitad complicó el duelo a los de Javi Calleja dejándoles en inferioridad numérica. Con un jugador menos, el tanto de Loren con un disparo potente desde fuera del área al borde del descanso, fue un duro golpe para los castellonenses.

Sin embargo, el ‘Submarino’ no se rindió, a pesar de sufrir un nuevo revés con el segundo gol del canterano bético pasada la hora de juego, cuando los visitantes se acercaban a la meta defendida por Adán. En la recta final, un penalti de Antonio Barragán sobre Denis Cheryshev posibilitó que Carlos Bacca recortara diferencias, pero el empate se acabó resistiendo a un Villarreal que mantiene su margen de cuatro puntos en la quinta plaza con respecto al Sevilla.

El Alavés se aleja del descenso

La derrota del Sevilla habría permitido al Celta acceder a los puestos europeos, pero una gran primera mitad del Alavés bajo la lluvia de Mendizorroza gestó una renta que los de Juan Carlos Unzué no lograron reducir hasta los minutos finales. Los goles de Alfonso Pedraza, en los primeros minutos, y de Munir El Haddadi, antes del ecuador del primer tiempo, decantaron un choque con dos caras.

Si los vascos fueron superiores antes del descanso, los vigueses dominaron los segundos 45 minutos. Como ya les sucediera contra el Leganés hace dos jornadas, los del ‘Pitu’ Abelardo no pudieron mantener su alto nivel y sufrieron varias ocasiones que los gallegos perdonaron. Pione Sisto, en dos jugadas, no tuvo el acierto necesario para recortar diferencias, mientras que Iago Aspas, de tacón, se topó con las manos de Fernando Pacheco.

El internacional español pudo resarcirse con un bonito tanto ya en el tiempo de descuento, que llevó el miedo al banquillo y la grada alavesista en un final intenso y lleno de nervios. El Celta intentó a la desesperada el empate, pero no pudo evitar una derrota que les relega a la octava plaza, a dos puntos de los hispalenses, y aleja a los locales de unos puestos de descenso que se encuentran a cinco puntos.