Durant y Curry convierten a los Warriors en dinastía

Golden State se lleva su tercer anillo en cuatro años después de ‘barrer’ a los Cavaliers de LeBron James, que jugó los tres últimos partidos con una mano rota • El MVP, para Durant

12
La plantilla y cuerpo técnico de los Golden State Warriors festeja con el título Larry O’Brien tras imponerse en el cuarto partido de las Finales de la NBA.
La plantilla y cuerpo técnico de los Golden State Warriors festeja con el título Larry O’Brien tras imponerse en el cuarto partido de las Finales de la NBA. / EFE
Publicidad

Los Golden State Warriors se proclamaron campeones de la NBA, conquistando su tercer anillo en los últimos cuatro años, después de poner el 4-0 ante los Cleveland Cavaliers (85-108), con Kevin Durant como MVP de las Finales por segundo año consecutivo en una noche en la que LeBron James confesó haber jugado con la mano rota los tres últimos partidos.

De esta manera, los Warriors, campeones también en 2015 y 2017, conquistan el sexto título de la historia de la franquicia, empatando en anillos en el tercer puesto con Chicago Bulls, con Boston Celtics (17) y Los Angeles Lakers (16) a mucha distancia. Mientras, Durant se convirtió en el sexto jugador de la historia en conseguir el MVP de las Finales en dos años consecutivos.

Los de Steve Kerr fraguaron su cuarto triunfo de la serie final en un espléndido tercer cuarto, después de irse al descanso con nueve puntos de ventaja en el marcador. La resistencia de los Cavs cayó tras el paso por vestuarios, y ni los 23 puntos de LeBron James, que confesó al final del partido que ha jugado la serie con la mano rota, pudieron frenar la sangría.

“Fue por mi culpa (…) Estaba muy enfadado, sentí que nos habían arrebatado el partido. Oportunidades como esas, de visitante y ante los Warriors, no se presentan habitualmente. Dejé que mis emociones me superaran y básicamente jugué los tres últimos partidos con la mano rota. Eso es lo que pasó”, explicó tras el choque LeBron. Según medios estadounidenses, se fracturó la mano golpeando una pizarra después del primer encuentro.

En esta ocasión, Stephen Curry tiró del carro con sus 37 tantos —12 de 27 tiros de campo, incluidos 7 de 15 triples, y 6 de 6 desde la línea de personal—, mientras que el flamante MVP Durant se lució con un triple-doble de 20 puntos, 12 rebotes y 10 asistencias.

Por su parte, José Manuel Calderón se despidió de la posibilidad de convertirse en el segundo español en conquistar un anillo —tras Pau Gasol, que posee dos— en un partido en el que sólo tuvo cuatro minutos de participación y en el que contribuyó con una asistencia y un rebote.

CLEVELAND CAVALIERS 85-108 GOLDEN STATE WARRIORS

CLEVELAND CAVALIERS: Hill (3), Smith (10), James (23), Love (13) y Thompson (6) -quinteto inicial- Green (5), Nance (7), Hood (10), Zizic (4), Osman (2), Korver (2) y Calderón (-).

GOLDEN STATE WARRIORS: Curry (37), Thompson (10), Durant (20), Green (9) y McGee (6) -quinteto inicial- Iguodala (11), West (2), Bell (4), Livingston (2), Looney (2), Pachulia (2), McCaw (-) y Young (3).

PARCIALES: 25-34, 27-27, 13-25 y 20-22.

PABELLÓN: Quicken Loans Arena. 20.562 espectadores.

Compartir