Publicidad

El Real Madrid afrontará otro choque decisivo en su carrera por recortar o, al menos, no ceder más terreno con el FC Barcelona cuando visite esta noche en San Mamés (20.45 horas/Movistar Partidazo) a un Athletic en horas bajas y deseoso de resarcirse en uno de los clásicos ligueros.

El conjunto de Zinedine Zidane sigue sin desplegar su mejor fútbol, pero afronta esta decimocuarta jornada de la Liga Santander habiendo restado dos puntos al líder, tras su sufrida victoria ante el Málaga y el empate en Mestalla de los azulgranas. A ocho puntos y antes de afrontar una recta final exigente con el Sevilla, el Mundial de Clubes y el decisivo Clásico ante el Barça, los madridistas están obligados a no fallar en un encuentro de rivalidad histórica y ante un rival alicaído.

No pasa su mejor momento el Athletic, que sigue en exceso irregular y que afronta el partido tras el duro golpe de quedar eliminados en uno de sus torneos favoritos. Un gol en el minuto 95 en San Mamés ante la Formentera de la Segunda B arrojó más dudas aún al proyecto de José Ángel Ziganda, que busca una victoria de nivel para coger algo de confianza.

Los ‘leones’, sin fortín

Pese al enfado mostrado el pasado miércoles por la afición del conjunto vizcaíno, la entidad de la cita y del rival provocará que vuelva a poblar las gradas de una ‘Catedral’ que ha sido asaltada en las dos últimas visitas del actual campeón de Liga y de Europa, sabedor de lo que le espera pese al mal momento rojiblanco.

Además, la Copa tampoco le trajo buenas noticias a un Real Madrid que sufrió más de lo esperado para dejar fuera al Fuenlabrada que, por momentos, estuvo cerca de un 0-2 que habría llevado la eliminatoria a la prórroga. El partido supuso también el regreso de Gareth Bale y el galés fue clave, aunque ha vuelto a tener molestias y quedarse fuera de este partido levantando de nuevo las dudas sobre su fortaleza mental y física.

Sin la presencia del de Cardiff ni la de Asensio, Zidane continuará confiando en la pareja que forman Cristiano Ronaldo y Benzema, que han marcado en sus dos últimos partidos y que esperan alargar la racha ante un Athletic que se les suele dar bastante bien.

En el centro del campo, el cuarteto titular (Casemiro, Kroos, Modric e Isco) descansó entre semana y volverá a un once donde en la defensa lo más notable será el regreso del capitán Sergio Ramos y su máscara para protegerse de la fractura nasal del derbi. En la portería, Keylor Navas, que volvió en el choque copero y recibió alguna crítica por el 0-1, intentará hacerse valer ante Kepa Arrizabalaga, al que las informaciones señalan como posible refuerzo del conjunto madridista, incluso ya para enero.

Titular entre rumores

El joven portero internacional será de la partida pese a estos rumores y el problema de tobillo que tuvo durante el empate a dos de la pasada jornada en Riazor ante el Deportivo de La Coruña, choque que evidenció de nuevo la irregularidad que acosa a los del cuestionado Ziganda.

Y es que tras un positivo inicio, con siete de los primeros nueve puntos en juego conquistados, el Athletic ha entrado en una dinámica poco positiva, incapaz de conseguir victorias ligueras. En total, recibirá al Madrid tras no lograr ninguna en las últimas cinco jornadas y en el decimosexto puesto de la tabla, cerca del descenso y lejos del objetivo de Europa.

La eliminación copera ha aumentado el pesimismo para este partido, pero el conjunto bilbaíno se agarra a San Mamés para aprovechar este partido y su impacto a todos los niveles para tomar impulso. Si bien en casa no está siendo tan fiable como siempre, ante el FC Barcelona ya mostró muy buen nivel pese a la derrota, frenado por Ter Stegen y Leo Messi, y además sólo ha encajado cinco goles, algo compensado por su falta de gol en casa (5).

Esa solidez defensiva podría verse resentida por la baja por sanción de su líder, Aymeric Laporte, cuyo puesto debe ser para Etxeita, que formará pareja junto al joven Unai Núñez. En el centro del campo, Ziganda parece que apostará por Iturraspe y Mikel Rico, mientras que Susaeta podría jugar en banda izquierdo en detrimento de Córdoba. Arriba, Raúl García y el goleador Aritz Aduriz prometen ‘batalla’ con la en ocasiones dubitativa zaga merengue.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir