Djokovic elimina a Verdasco para llegar a cuartos

Thiem y Zverev, duelo estrella de la ronda previa a semifinales de Roland Garros

19
Novak Djokovic celebra su triunfo ante Fernando Verdasco.
Novak Djokovic celebra su triunfo ante Fernando Verdasco. / EFE
Publicidad

El tenista español Fernando Verdasco, cabeza de serie número 30 de Roland Garros, ha sido eliminado este domingo en los octavos de final del torneo parisino merced a su derrota por 6-3, 6-4 y 6-2 contra el serbio Novak Djokovic, durante una jornada en la que se ha confirmado el cruce de cuartos entre Dominic Thiem y Alexander Zverev.

‘Nole’, en su camino por conquistar este segundo ‘Grand Slam’ de la temporada por segunda vez en su carrera (ya ganó el título en 2016), desplegó sobre la pista Philippe-Chatrier un juego ‘in crescendo’ en intensidad y acierto. En la ronda de cuartos, el jugador de Belgrado se enfrentará al ganador del duelo entre el belga David Goffin y el italiano Marco Cecchinato.

En su partido de este domingo, que se ha alargado dos horas y 25 minutos, el balcánico y Verdasco empezaron el peloteo con enorme igualdad. El entusiasta juego inaugural, ganado por ‘Nole’ al servicio, presagió la eterna lucha que vino a continuación. El español puso el 1-1 tras más de diez minutos de intercambio, habiendo afrontado ocho situaciones de ‘deuce’ y habiendo salvado hasta cuatro bolas de rotura.

Pero el maratón fue a más en el tercer juego, que rozó los doce minutos de duración, en el que hubo siete situaciones de ‘deuce’ y en el que Djokovic salvó dos pelotas de ‘break’ (2-1). En total, había pasado media hora y ambos jugadores habían protagonizado muchísimo intercambio de pelotas profundas, mientras que el marcador apenas se había movido.

Pero solo el balcánico aguantó el ritmo, ya que convirtió su única bola de ‘break’ en el cuarto juego (4-1) y no volvió a ceder su turno de servicio en toda la manga (6-3). Enfrascado en sus propios demonios, Verdasco se quejaba al cielo parisino con un feo lenguaje: “Qué bote de mierda. ¡No me jodas, coño!”. Fue un mero ejemplo, casi al final de ese set inicial, de la desesperación que paulatinamente se apoderó de su actitud.

“Estoy restando en la valla”

“Estoy restando en la puta valla. ¡En la puta valla!”, se advirtió el madrileño a sí mismo, para activarse en los primeros compases de la segunda manga. Pero esa estrategia, por otro lado bastante habitual en Verdasco, no funcionó; pues perdió el saque nada más empezar el set y a continuación Djokovic consolidó tal ‘break’ (2-0).

El serbio, cabeza de serie número 20 sobre la arcilla de París, exhibió más constancia con sus servicios y solo se vio algo turbado al no salvar la única bola de quiebre que tuvo en contra. Fue en el sexto juego, pero lo enmendó de inmediato rompiendo la tanda de saque rival (4-3). El de Belgrado puso en orden su evolución con los ‘drives’ y cerró el segundo parcial en la segunda ocasión que tuvo; en la primera al resto no pudo, pero sí luego adjudicándose el décimo juego en blanco (6-4).

Con su oponente desfondado, que a esas alturas incluso había solicitado la asistencia del fisioterapeuta, Djokovic disfrutó de una tercera manga sin apenas contratiempos. Rompió el servicio del español en el primer juego y luego afianzó ese lance, salvando dos pelotas de quiebre y estableciendo así el 2-0. Volvió a romperle en el quinto (4-1) y después abrochó la victoria definitiva por 6-2 que le sigue dando confianza para volver por sus fueros.

Thiem-Zverev, duelo de aspirantes

Al otro lado del cuadro de Rafa Nadal, el choque estelar en cuartos de final entre el germano Zverev y el austriaco Thiem se confirmó este domingo. Para el alemán volvió a ser una jornada de maratón, con la tercera victoria a cinco sets, esta vez ante el ruso Khachanov (4-6, 7-6(4), 2-6, 6-3, 6-3). Otra remontada que le da al segundo cabeza de serie en París su primera presencia en cuartos de final de un ‘Grand Slam’.

El gran estado de forma de Zverev, dispuesto a derribar el gran muro de su prometedora carrera, peleará el martes con un Thiem también de dulce. El austriaco se impuso (6-2, 6-0, 5-7, 6-4) al japonés Nishikori para buscar por tercer año seguido las semifinales del segundo ‘grande’. Otro aspirante al trono de Nadal, que topará ahora con un Zverev que le ganó este año en la final de Madrid.

Compartir