Dembélé salva el liderato del Barça en un partido táctico e intenso

El delantero francés consigue en el minuto 90 neutralizar el gol de cabeza de Diego Costa

28
ATLÉTICO DE MADRID- FC BARCELONA
Ousmane Dembélé consigue batir a Oblak tras una jugada individual de Messi. / Efe
Publicidad

El FC Barcelona estropeó otra fiesta al Wanda Metropolitano al sacar el empate (1-1) ayer en el minuto 90 con un gol de Dembélé, que neutralizó el de Diego Costa poco antes para un Atlético de Madrid que se vio líder por momentos en la jornada 13 de LaLiga Santander, hasta que el francés irrumpió como goleador en medio de reprimendas de conducta.

Después de ganar a Borussia Dortmund y Athletic Club en un idilio perfecto entre equipo y afición, el Atletico de Madrid rozó otra noche de fiesta. El plan de Diego Pablo Simeone, bien protegidos y buscando la victoria en el segundo tiempo, topó con un Dembélé que comenzó en el banquillo, sospechoso una vez más de no estar tomándose en serio su vida profesional y estar relegado a la suplencia en el Barcelona.

Diego Costa cortó su sequía tras 18 jornadas ligueras sin marcar pero poco después, en el 90’, Dembélé pidió su sitio con otro zarpazo decisivo en su temporada irregular. Ahora, los de Ernesto Valverde siguen líderes con 25 puntos, aunque el Sevilla puede aprovecharse del empate. Uno más que un Atleti que acarició la primera victoria liguera contra el Barça en casi nueve años.

El colorido del mosaico y el himno sin cesar de los locales dio paso a una primera parte mala, aburrida y sin ocasiones. Valverde entendió con su once de Semedo y Sergi Roberto la intención rival de encerrarse y el Barça manejó la posesión mientras el Atleti esperó el error o el robo. Ni lo uno ni lo otro se ganó piropos. A la idea culé le faltó ritmo y movilidad en Suárez y Messi.

A los rojiblancos les pudo salir bien con el inicio dormido de Semedo, con dos regalos como presentación, o otra jugada suicida Umtiti. Más allá de eso, el cuadro local tampoco tiró a puerta con peligro, ni casi salió de su campo aunque ganó protagonismo con Lemar y alguna posesión larga antes del descanso.

La intensidad fue más en la protesta a Gil Manzano por cada falta, lo que hizo más tediosa cada acción, pagando peaje Sergi Roberto lesionado antes del intermedio. No tuvo prisa el Barça ni hambre el Atleti, demasiado lejos para correr en alguna salida de Griezmann aunque bien protegido para la réplica de un Messi desenchufado.

APARECE DEMBÉLE

El argentino, que entre lesión y parón jugaba su segundo partido en un mes, se ofreció más en el segundo tiempo, pero fue el francés que quiere comer en su mesa el que generó la primera de la noche. Una carrera tras presión que cedió atrás a un Diego Costa retrasado a la cita con el remate por un pelo.

No fue el argentino el que terminó de explotar ni el Barça quien logró imponer su idea, sino el de Lagarto y un Atleti dispuesto a noquear al líder. El hispano-venezolano midió poco después su salto y ataque al balón para hacer el 1-0 al cabecear a la red un saque de esquina. Su primer gol tras 19 jornadas de liga.

Costa cortó la sequía y el Metropolitano hizo el resto. El Atleti terminó de irse arriba, como seguramente planeaba de inicio el ‘Cholo’, pero Dembélé, con pocos minutos sobre el césped aprovechó la euforia rojiblanca. El Atleti se enredó y el Barça apretó como no había hecho antes hasta sacar el empate ‘in extremis’.