Un Cristiano de récord elimina a Marruecos (1-0)

La estrella lusa aplaca con un tempranero gol el dominio sin acierto marroquí para sumar su primer triunfo en el Mundial • Portugal deja dudas a pesar de su teórica superioridad

25
Cristiano Ronaldo celebra el gol de la victoria de Portugal en la segunda jornada ante Marruecos.
Cristiano Ronaldo celebra el gol de la victoria de Portugal en la segunda jornada ante Marruecos. / EFE
Publicidad

La selección de Portugal no dio lugar a la sorpresa y superó a Marruecos (1-0) en el Luzhniki Stadium de Moscú, en la segunda jornada del grupo B del Mundial, gracias a un solitario y madrugador gol de Cristiano Ronaldo que eliminó a un rival que mereció más y fue mejor.

Por potencial, muy superior al de Marruecos, y por calidad individual de los onces iniciales, la campeona de Europa partía como clara favorita pero tuvo que tirar de nuevo, como ante España el pasado viernes, de su capitán, ya máximo goleador internacional europeo. Y llegó, pronto, el gol del ‘7’, pero poco más, para batir a una Marruecos que dominó pero que no tuvo gol.

Se marcha la selección norteafricana de Rusia tras perder contra Irán, de forma sorprendente, y de no poder puntuar tampoco ante Portugal, pese a disponer de varias ocasiones. El central de la Juventus y capitán marroquí, Mehdi Benatia, tuvo varias claras a balón parado, la primera poco después del gol de Ronaldo y otras en la segunda mitad, hasta en el descuento enviando arriba un disparo cercano a la portería de Rui Patricio.

Marruecos, principalmente de la mano de Amrabat, encerró en su área a Portugal, resignada o consignada a buscar a Cristiano Ronaldo, Gonçalo Guedes o Gelson Martins —cuando entró al campo de refresco— arriba en acciones aisladas. En cambio, los de Hervé Renard tocaron, abrieron el campo y, sobre todo en faltas o saques de esquina, tuvieron el gol cerca, y a la vez lejos. Precipitados, el gol no llegó y Marruecos es el primero en caer eliminado.

Lo contrario le pasó a Portugal, que gracias a un gran gol de Cristiano, que sigue siendo el pichichi de la cita mundialista gracias a su cuarto tanto y con 85 goles ya dejó atrás a ‘Pancho’ Puskas, se puso por delante y vivió de la renta. Un córner en corto de Bernardo Silva, con centro de Joao Moutinho, fue rematado de cabeza y en plancha por el madridista, adelantándose a sus marcadores.

Era el minuto 4 y en el 8, el madridista pudo poner el 2-0 tras un control en el área, un giro sobre si mismo y un disparo, mordido y raso, que se marchó fuera por poco y demasiado cruzado. Ahí acabó el peligro del combinado luso, que poco más ofreció pese a tener a Bernardo Silva, ausente, o a Guedes —que tuvo una única ocasión— además de a su capitán, en esta ocasión errático en el lanzamiento de faltas.

Rui Patricio, el mejor de su equipo a partir de ese minuto 8 en que Ronaldo se puso en ‘modo off’, sacó varios goles a Mehdi Benatia, Hakim Ziyech y sobre todo a Younes Belhanda, quien con un remate buenísimo de cabeza que olía a gol puso a prueba al meta, que con una providencial parada a una mano, salvando el bote del balón, evitó el empate. Marruecos no dejó de intentarlo, pero su mayor carencia de recursos le hace irse ya de Rusia cuando llegaba tras un año sin perder.

PORTUGAL 1-0 MARRUECOS

PORTUGAL: Rui Patricio; Cedric, Pepe, José Fonte, Guerreiro; Bernardo Silva (Gelson Martins, min.59), William, Moutinho (Adrien Silva, min.89), Joao Mario (Fernandes, min.70); Guedes y Cristiano Ronaldo.

MARRUECOS: Monir; Dirar, Benatia, Da Costa, Achraf Hakimi; Amrabat, El Ahmadi (Fajr (min.86), Boussoufa, Ziyech; Belhanda (Carcela, min.75); y Boutaib (El Kaabi, min.70).

GOL

1-0, minuto 4. Cristiano Ronaldo.

ÁRBITRO: Mark Geiger (Estados Unidos). Amonestó a Adrien Silva (min.92), por Portugal, y a Benatia (min.40), por Marruecos.

ESTADIO: Luzhniki Stadium, Moscú.

Compartir