El nuevo guardameta del Real Madrid, el belga Thibaut Courtois, posa en el césped del Santiago Bernabéu.
El nuevo guardameta del Real Madrid, el belga Thibaut Courtois, posa en el césped del Santiago Bernabéu. / EFE
Publicidad

El portero belga Thibaut Courtois declaró que en ningún momento le han “asegurado la titularidad” a su llegada al Real Madrid, confiando en sus posibilidades para convencer por delante del costarricense Keylor Navas, y comentó que no tuvo “dudas” en fichar por el conjunto blanco, aunque era algo que “no se podía decir”.

“Nadie tiene que dar garantías, sería un error porque primero tienes que demostrar que eres capaz y que eres el mejor para jugar. Ningún equipo donde yo he ido me ha asegurado que sería titular. Cuando fui al Chelsea, estaba Peter Cech, pero acabé jugando”, comentó Courtois durante su presentación en el Santiago Bernabéu.

De esta manera, el nuevo jugador blanco espera una competitividad limpia con Keylor Navas, a quien consideró un “grandísimo portero”, aunque no quiso centrarse en definirle. “Es difícil juzgar a un portero. Yo vengo a asumir mi papel donde yo soy fuerte, con buenos reflejos, saliendo bien por alto y dominando mi área. No creo que me toque a mí decir sus puntos fuertes”, consideró.

El principal objetivo en esta nueva etapa será la de “integrarse” en el amplio grupo de porteros que tiene ahora el vestuario blanco, conservando el “máximo respeto” que le tiene a su principal rival, de quien sabe es una “buenísima persona”, para forjar una buena relación como la que acabó teniendo con el checo Cech.

El futbolista belga admitió que la oferta del Real Madrid no fue la única que recibió tras el Mundial, siendo algunas de ellas “económicamente mejores”, aunque su deseo principal era “estar en el mejor club del mundo”. “Cuando oyes el interés, no hay duda de dónde quieres estar. Todo el mundo sabía que mi objetivo era venir aquí, pero no se podía decir”, explicó.

“Son muchos sentimientos. Estoy muy orgulloso de estar aquí y afronto este reto con mucha ilusión”, añadió el belga, quien confió en la plantilla actual para “ganar todos los títulos posibles en un año”.

Esa pasión por el club blanco fue atribuida al excapitán Iker Casillas, en quien se fijó cuando solo tenía 10 años. “Lo que más me llamaba la atención era ver a un portero de 18 años haciéndose con la portería del Real Madrid. Mentalmente era muy fuerte, y eso es algo que yo siempre he intentado llevar, en el Genk o en el Atlético cuando llegué con 19 años”, recordó.

A sus 26 años, Courtois llega al Real Madrid mucho más experimentado que en su primer contacto con el fútbol español. “Cuatro años en la Premier te aportan mucho. Es una liga muy dura y creo que he ganado físicamente en Inglaterra. He mejorado pero aún me quedan mis mejores años”, confió.

El capitán

El belga tendrá como capitán a un Sergio Ramos que le arruinó el sueño de ganar su primera Liga de Campeones en 2014. Courtois se lo tomó como algo anecdótico y confesó que espera esa conversación con el defensa para pedirle “otra ‘Champions’ juntos”. Además, valoró la falta de fichajes en la zona ofensiva, considerando que no es necesario “traer a nuevas personas cada verano”, y se conformó con una plantilla actual que es “muy fuerte”.

Por otro lado, Courtois podría debutar ante su exequipo y ante una afición que no olvida su pasado rojiblanco. “Creo que llevaré pocos días pero estoy listo para jugar, he entrenado aparte, no he tenido muchos días libres y aún me siento en mi forma de Rusia”, valoró.

“Tengo el máximo respeto por el Atlético porque apostaron por mí y porque pasé una época muy bonita. Ahora vengo a un club donde siempre he querido estar”, continuó el guardameta, recordando que “nunca” ha besado un escudo salvo el del Real Madrid, demostrando su pasión por el club blanco desde siempre. Además, Courtois justificó sus cánticos contra el club madridista cuando vestía la camiseta del Atlético de Madrid.

“En ese momento, me dejé llevar por la situación, y en ese momento pedí perdón como lo hago ahora. Fue algo de la juventud, y los aficionados madridistas verán que daré todo por este escudo”, aseveró. El nuevo fichaje del Real Madrid también se acordó de su exequipo, el Chelsea, pidiendo ante los medios que le “recuerden bien” después de cuatro años en la Premier League.