El Celta siembra la duda en el Atlético

Maxi y Aspas aprovechan la fragilidad defensiva de los de Simeone, que tampoco carburan en ataque, con dos tantos tras el descanso (2-0)

19
Iago Aspas celebra su gol ante el Atlético.
Iago Aspas celebra su gol ante el Atlético. / EFE
Publicidad

El Atlético de Madrid encajó la primera derrota de la temporada al caer (2-0) ante el Celta en Balaídos, donde los goles de Maxi Gómez y Iago Aspas en la segunda parte se apuntaron el test serio que suspendió un cuadro rojiblanco que no carbura.

La mejor plantilla de su historia, la final de la Liga de Campeones en el Wanda Metropolitano y demás pájaros volando no se corresponden con lo que muestra el Atleti cada fin de semana. Después del golpe al Real Madrid y comenzar el curso saboreando el título de la Supercopa de Europa, las dudas acompañan a los del Cholo.

Del empate en Valencia se pasó a una victoria sin merecerlo ante el Rayo Vallecano. Balaídos trajo un suspenso para los de Diego Pablo Simeone, empezando por una defensa lejos de su tradicional solidez y un cartel ofensivo que parece esperar un destello aislado de Griezmann o el trabajo de Diego Costa. Atrás, Godín volvió a tener un día discreto y su resbalón supuso el 1-0 y Aspas remató entre los centrales el 2-0, dos zarpazos en cinco minutos con un tercero que anuló el VAR por milímetros.

Entre la solera y la humedad en Vigo no hubo excesos sobre el césped en un primer tiempo sin ocasiones claras. Dos equipos con parecido sistema, con el Atleti llegando algo más por algún error en la salida de los de Antonio Mohamed. Un desconocido de los banquillos que se ganó crédito para unas cuantas semanas ante su colega Simeone.

Resbalón de Godín y gol

Los del Cholo fueron a más sin volverse locos, un disparo de Griezmann al lateral de la red y dos de Saúl desde lejos que no encontraron portería. Tras el descanso, el Celta tardó 45 segundos en hacer el 1-0, en un inoportuno traspiés de Godín, que aprovechó su compatriota Maxi Gómez. Aún timorato el equipo visitante, cayó el segundo, con el uruguayo poniendo el centro a Aspas.

El Cholo buscó la reacción con los cambios, con Lemar y Kalinic, pero lo que trajo fue desorden. Una plantilla de quilates que de momento no encaja y que apenas generó peligro. Se terminaron de complicar los atléticos con la expulsión de Savic por doble amarilla y vieron algo de esperanza con 20 minutos por delante al ver que no subía el 3-0 en esa misma jugada por fuera de juego de Cabral.

Sin embargo, con uno menos el Atleti y enchufados tanto el Celta como Balaídos, no hubo peligro para los locales y sí de que los de Simeone se marcharan con goleada. Los gallegos se aúpan a zona alta con siete puntos mientras que los madrileños se quedan con cuatro, con deberes para el parón en un arranque con dudas.

CELTA DE VIGO 2-0 ATLÉTICO DE MADRID

CELTA: Sergio Álvarez; Roncaglia, Cabral, Araujo; Hugo Mallo, Lobotka (Brais Méndez, min.81), Fran Beltrán, Júnior Alonso; Pione Sisto (Yokuslu, min.69), Maxi Gómez y Iago Aspas (Boufal, min.88).

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Giménez (Arias, min.68), Savic, Godín, Filipe Luis; Correa (Kalinic, min.56), Thomas (Lemar, min.56), Saúl, Koke; Diego Costa y Griezmann.

GOLES

1-0, min.46, Maxi Gómez.
2-0, min.52, Iago Aspas.

ÁRBITRO: Mateu Lahoz (Comité valenciano). Amonestó a Lobotka (min.41), Júnior Alonso (min.48), Yokuslu (min.74) y Hugo Mallo (min.76) por parte del RC Celta. Y a Saúl (min.17), Thomas (min.28), Savic (min.51) y Costa (min.57) en el Atlético. Expulsó a Savic por segunda amarilla (min.70).

ESTADIO: Balaídos, 19.000 espectadores.