El tenista español Pablo Carreño celebra su victoria ante el argentino Federico Delbonis en París.
El tenista español Pablo Carreño celebra su victoria ante el argentino Federico Delbonis en París. / EFE
Publicidad

Los tenistas españoles Pablo Carreño, Roberto Bautista y Fernando Verdasco siguen adelante en Roland Garros, segundo ‘Grand Slam’ de la temporada, y ya están en una tercera ronda a la que no pudo acceder el joven Jaume Munar, pese a plantar cara al serbio Novak Djokovic.

Del trío vencedor en esta jornada con mejor climatología en París, el que más tuvo que trabajar fue Carreño, décimo favorito, que tuvo que invertir tres horas y 20 minutos para deshacerse del argentino Federico Delbonis por 7-6(0), 7-6(2), 3-6, 6-3.

El de Gijón, que ahora se medirá con el italiano Marco Cecchinato, verdugo del ‘lucky loser’ Marco Trungelliti, supo mantener la calma y acotar el intento de reacción del sudamericano, más irregular pese a conectar 50 ganadores en un partido que muchas opciones de ‘break’, 37 entre ambos, pero con sólo cuatro roturas.

Ninguna de ellas se produjo en la primera manga, donde Delbonis salvó siete bolas de quiebre antes de alcanzar la primera ‘muerte súbita’ donde Carreño no perdonó con un contundente 7/0. Además, para iniciar el segundo set, el español logró el primer ‘break’, pero perdió la ventaja al instante y posteriormente vivió momentos de apuro con muchas opciones de rotura para su rival tanto con 4-4 como con 5-5.

Sin embargo, el gijonés también desperdició una buena opción en forma de bola de set y el parcial volvió a decidirse en un ‘tie-break’ donde el argentino fue desarbolado de nuevo. Lejos de rendirse, Delbonis tiró de ‘winners’ (13) para hacerse con claridad con el tercer set, pero luego tampoco estuvo fino en sus opciones en el cuarto en el que el español no dejó pasar su mal momento con 5-4 abajo y saque para llevarse el billete a la tercera ronda.

Ahí estará acompañado, de momento, por otro cabeza de serie como Roberto Bautista. El castellonense, decimotercer favorito del torneo, también tuvo que trabajar ante un buen ‘terrícola’ como el colombiano Santiago Giraldo, pero se impuso en tres mangas por 6-4, 7-5, 6-3.

Control del partido

El tenista levantino mandó casi siempre en el electrónico y supo controlar el partido cuando logró jugar con su primer saque ante un rival que nunca pudo tener la iniciativa y que tuvo sus mejores opciones en el segundo parcial. Bautista se llevó el primero gracias a dos ‘breaks’ que terminaron con la resistencia de un Giraldo que creció en el segundo donde mandaron los servicios. El español se mantuvo firme para esperar su oportunidad que apareció en el undécimo juego y hacer la rotura que le puso muy encarrilado un partido que sentenció sin excesivos apuros.

Ahora, el de Castellón de La Plana tendrá que medirse a Novak Djokovic en busca de un puesto en octavos de final. El serbio tuvo más trabajo que en su estreno por culpa del buen hacer de Jaume Munar, aunque superó el reto en tres sets (7-6, 6-4, 6-4). El joven tenista balear de 21 años no se arredró por tener enfrente al exnúmero uno del mundo y campeón en París en 2016, ni siquiera cuando este le endosó cuatro juegos seguidos para compensar la ‘afrenta’ de una rotura inicial. Munar se recuperó para igualar, pero en la ‘muerte súbita’ no pudo con el de Belgrado. A partir de ahí, el español continuó poniendo problemas al serbio, pero este nunca perdió la iniciativa en el marcador.