El piloto de Fórmula 1, Carlos Sainz, recalca que está centrado en “poder competir” en el próximo Mundial.
El piloto de Fórmula 1, Carlos Sainz, recalca que está centrado en “poder competir” en el próximo Mundial. / Efe
Publicidad

El piloto español Carlos Sainz aseguró que, de cara a un 2019 donde afrontará el reto de pilotar un McLaren, no suele “pedir mucho a los nuevos años” porque los importante es “prepararse bien”, y resaltó que confía plenamente en su “capacidad para desarrollar un coche”, aunque eso no quita que no le importe que su compatriota Fernando Alonso pueda probar en los test de Barcelona un nuevo monoplaza del que desconoce su potencial porque “el invierno es para trabajar y no para especular” y “las carreras son las que hablan por sí solas”.

“A los nuevos años no les suelo pedir mucho, confío en el trabajo y en la buena preparación y si trabaja bien y te preparas bien no tienes que pedir mucho aparte de salud, bienestar y que la familia esté bien. Con eso puedes centrarte en competir y en hacerlo lo mejor que uno sabe. A ver si sale un año bueno y puedo ayudar a que McLaren tenga un buen coche y que la afición española pueda disfrutar”, señaló Sainz en un acto organizado este jueves por Estrella Galicia 0,0.

Optimismo

El madrileño advirtió que lo que le hace “ser optimista” con que las cosas por fin vayan a ir bien en Wokins “es el positivismo y energía de todo el equipo”. “Después de un año difícil no me encontré caras largas, totalmente lo contrario, que me sorprendió incluso a mí. Vi gente motivada con orgullo, que dicen ‘somos McLaren y hay que mejorarlo’. Más allá de datos y de la aerodinámica, que no sabemos donde está cada uno, me gustó esa garra y raza”, confesó.

El ex de Toro Rosso y Renault apuntó que el equipo inglés “creía que quizá había más potencial” en este 2018 que el que se demostró. “El coche no nació como esperaban y estaban un poco sorprendidos. Vieron que pasaba el año y que el coche no respondía bien, por lo que decidieron hacer ‘reset’ y comenzar un análisis profundo”, comentó ante los medios.

“Este año estuvo más enfocado a analizar que a traer piezas porque no era lo que esperaban y la falta de evolución fue por este motivo. Ha sido una temporada de análisis para intentar aprender de cara a 2019 que hay una nueva reglamentación que abre posibilidades”, añadió Sainz, que confía también que Renault “dé ese paso” que necesitan en la potencia del McLaren para “no sufrir tanto como este año en Spa, Monza o Suzuka”. “Si se da el paso, será muy buena noticia porque estará hecha ya una gran parte del trabajo”, deseó.

“Al final las primeras carreras hablan por sí solas”, aseveró sobre dónde podrían estar. “No me gusta hablar en invierno. Este año unos no han hablado y han dado la sorpresa y otros que al contrario, el invierno es para trabajar no para especular. Esta época es de las pocas que tiene el equipo para trabajar en el rendimiento del coche y hay que ser paciente, luego están los tests”, prosiguió. Por otro lado, consideró que los nuevos neumáticos de Pirelli le parecen “muy parecidos” por lo que pudo ver en el test de Abu Dabi.