Brahim Díaz llega a un Real Madrid que necesita reconducir su camino

El jugador dice asumir “la ambición por ganar siempre” que reina en el conjunto blanco

28
Brahim Díaz (i), fue presentado como nuevo jugador del Real Madrid por el presidente del club, Florentino Pérez (d). / efe
Publicidad

El nuevo jugador del Real Madrid, el delantero malagueño Brahim Díaz, aseguró que cuando decidió abandonar el Manchester City sólo contempló la opción de “jugar en el Real Madrid”, el club en el que soñó jugar “desde niño”, y afirmó que asume “la ambición por ganar siempre” que reina en el conjunto blanco y “la responsabilidad” de dejarse “el alma por el club más grande del mundo”.

“Hoy es el día más importante de mi vida. Llego al club con el que soñé jugar desde niño, con lo que no he podido tener mejor regalo de Reyes que vestir la camiseta del Real Madrid.

Cuando decidí que era el momento de abandonar el Manchester City, sólo contemplaba tres opciones: la primera, jugar en el Real Madrid, la segunda, jugar en el Real Madrid, y la tercera y última, jugar en el Real Madrid. No quería ir a ningún otro sitio, imposible ir a mejor club”, declaró durante su presentación oficial como nuevo jugador blanco.

Además, el nuevo ariete madridista señaló que es consciente del nivel de exigencia que reina en la entidad madrileña. “Entiendo perfectamente que defender este escudo es enfundarse la camiseta de la ambición por ganar siempre y la responsabilidad de dejarte el alma por el club más grande del mundo, algo innegociable”, subrayó.

“Prometo dar el cien por cien desde el primer día, y aprovecho para agradecer la confianza depositada en mí. Agradezco de corazón a mi familia el poder haber cumplido este esfuerzo de su mano gracias al enorme esfuerzo que han hecho durante años en mi formación futbolística y personal, e intentaré que estén muy orgullosos de mí en esta nueva etapa. Muchas gracias a todos y ¡hala Madrid!”, finalizó.

Brahim firma por seis temporadas y lo que resta de la presente, hasta el 30 de junio de 2025. El malagueño no logró contar con muchos minutos en el cuadro inglés, en cuya cantera se ha formado los últimos años.

TRABAJAR DURO

Tras pisar por primera vez en césped del Santiago Bernabéu vestido de corto, Brahim pasó por la sala de prensa, donde reiteró que está “muy agradecido al City”, pero que ahora está “en el mejor club del mundo”, y que ya está “preparado” para jugar.

“Es un día muy especial para mí y para mi familia, único e inolvidable. Estoy con ganas de empezar ya y de jugar partidos”, dijo. “Cuando me dijeron de venir al Madrid no me lo pensé. Es lo que quiero y quiero triunfar aquí y aportar al equipo mi hambre de jugar. Es el mejor equipo del mundo y es un sueño para cualquier jugador. El tren solo pasa una vez y hay que cogerlo y aprovecharlo”, añadió.

El exdelantero ‘citizen’ afirmó que tratará de aportar su “máximo nivel” y que está “a disposición” de Santiago Solari si ya quiere contar con él en el partido de Copa ante el Leganés. “Estoy a disposición del entrenador, con mucha hambre y ganas”, expuso. “Claro que estoy preparado, tengo muchísimas ganas de jugar”, reiteró.

“Tengo muchísimas ganas de conocer a los compañeros y empezar a entrenar. Tengo que coger ritmo, aunque creo que estoy preparado. Hay muchas estrellas y hay que aprender de cada una de ellas”, prosiguió.

Además, recordó que “las opciones se ganan trabajando duro”, y que “con humildad, vendrá solo” el hecho de ser titular. “Este club es muy grande y se merece que dé lo máximo”, expresó, antes de hablar de su posición en el campo. “Estoy cómodo en todas las posiciones de ataque, pero si algún día toca jugar en otra estaré a disposición”, se ofreció.

Sin embargo, rechazó compararse con jugadores como Isco Alarcón o Marco Asensio. “Son dos grandes jugadores y los voy a tener cerca. Me defino como un jugador con mucha hambre y con ganas de empezar a jugar”, manifestó.

Por último, Brahim Díaz fue contundente a la hora de hablar del delicado momento del Real Madrid. “La situación del Real Madrid es que ha ganado tres ‘Champions’ en los últimos tres años, y en los últimos cinco, cuatro… Creo que no se debe dudar de estos grandísimos jugadores, porque son jugadores de talla mundial”, concluyó.