Bartomeu cierra el debate: Valverde seguirá en el Barça

El presidente ratifica al entrenador azulgrana pese a la división existente en la directiva tras los varapalos en Champions y Copa del Rey

12
Ernesto Valverde, en rueda de prensa. / EFE
Publicidad

No hay debate en el seno de la directiva del Barça y la continuidad de Ernesto Valverde está “totalmente garantizada”, según reiteran fuentes del club.

“Es un tema cerrado, finiquitado”, insisten las mismas fuentes después de que se hubieran disparados los rumores sobre la “inminente destitución” del técnico e incluso se hubieran apuntado los nombres de dos de los aspirantes a sucederle: Ronald Koeman y Roberto Martínez.

La decisión es exclusiva del presidente de la entidad, Josep Maria Bartomeu, que ha decidido mantener su apuesta por Valverde frente a la opinión de una parte de su directiva, que fue la que filtró la supuesta pérdida de confianza en el técnico.

Y además, según insiste el máximo dirigente barcelonista, su postura se ha mantenido inalterable en el tiempo, incluso después de la debacle de Anfield, antes de la final de la Copa del Rey y también después de perder ante el Valencia.

El aval dado a Valverde por parte de Leo Messi antes de la final de Copa también es incuestionable y solo Gerard Piqué generó algún tipo de duda: “Hay decisiones que no están en nuestras manos”, para aclarar después de que la plantilla desea “la continuidad” de Valverde porque “ha hecho un gran trabajo”.

Bartomeu no ha destituido a ningún técnico del primer equipo azulgrana desde que se hizo cargo de la presidencia en enero de 2014 en sustitución de Sandro Rosell, que renunció al cargo.

Al término de aquella temporada se fue Gerardo ‘Tata’ Martino, tras perder la Liga en casa ante el Atlético de Madrid, y en el verano de 2017 Luis Enrique también decidió abandonar su puesto como técnico del Barça, en este caso aduciendo desgaste.

Relación con Segura

Así que el presidente azulgrana, analítico y que nunca suele tomar decisiones en caliente, ha decidido confiar en Valverde y planificar el próximo curso con un entrenador que ha dado al Barça dos Ligas, una Copa del Rey y una Supercopa de España desde que llegó a la entidad.

Pero antes quedarán muchas cosas para solventar. Especialmente la relación entre la dirección técnica, capitaneada por Pep Segura, y el entrenador.

Hasta ahora, Valverde había respetado decisiones discutibles procedentes de la dirección técnica, especialmente en lo referente a fichajes, el último verano fue la llegada de Malcom, en el mercado invernal la marcha de Munir y el fichaje de Boateng, en 2018 la contratación de Yerry Mina, cuando la petición del técnico fue la de Iñigo Martínez.

Las reuniones se suceden y se multiplicarán estos días en las oficinas del Camp Nou y lejos de los ojos de los informadores. La prioridad de la entidad es elaborar una lista de salidas antes de acometer la de altas.