El Barcelona empata en casa ante el Girona y se deja dos puntos

Un doblete del jugador albirrojo Stuani amarga la noche al equipo de Ernesto Valverde

32

El FC Barcelona empató ayer 2-2 en casa contra el Girona FC, en un partido con muchísimas interrupciones que cerró la quinta jornada de LaLiga Santander, donde los culés se vieron así alcanzados en el liderato por el Real Madrid (ambos con 13 puntos). Después de la escueta victoria de los madridistas ante el RCD Espanyol (1-0), el Barça estaba obligado a puntuar si quería mantener la primera posición liguera. Pero el derbi regional ante el Girona había llegado envuelto en polémica, tras la negativa de la RFEF a que el encuentro de la segunda vuelta entre estos dos mismos clubes se dispute en Miami (Estados Unidos).

Así, el cuadro blaugrana empezó con dominio tras disponer un ‘once’ con sorpresas. La titularidad de Arthur Melo y de Arturo Vidal en el centro del campo, dando refresco a los habituales Philippe Coutinho e Ivan Rakitic, funcionó a medias mientras que Sergio Busquets se mantenía como jefe de operaciones en la medular.

Tras un par de buenos ataques, aunque infructuosos, Leo Messi volvió a ser el estilete de su equipo. El astro argentino abrió el marcador pasado el cuarto de hora, con un zurdazo seco nada más adentrarse en el área y que batió sin remedio al portero rival Bono, habiendo aprovechado así una buena asistencia de Vidal.

Las rotaciones le estaban dando la razón al técnico culé Ernesto Valverde, que no obstante se encontró con un incordio en forma de expulsión. El amonestado con roja directa, previa consulta del árbitro Gil Manzano al VAR, fue el central francés Clement Lenglet; éste golpeó con el codo a Pere Pons cuando corría el minuto 35, o al menos así lo interpretaron los colegiados, y el defensa galo se marchó al vestuario contrariado.

Busquets ocupó su lugar en el centro de la zaga, pero ahí se le ven demasiado las costuras y el Barça se desconectó tanto que el Girona hizo el 1-1 al borde del descanso. El delantero uruguayo Cristhian Stuani le cogió la espalda a Gerard Piqué, sin ayuda atrás del propio Busquets, y remató a gol un control largo pero inalcanzable a la salida de Ter Stegen.

Umtiti

Al comienzo de la segunda parte, el ‘Txingurri’ recompuso su ‘once’ dando entrada a Samuel Umtiti. Pero los visitantes seguían bien armados en defensa y saliendo rápido al contragolpe.

De hecho, en una de esas cabalgadas, Portu pilló desprevenido a su defensor y llegó al área del portero alemán; Ter Stegen tapó bien su remate a bocajarro, pero el rechace cayó en los pies de un Stuani siempre atento a las segundas opciones; y el charrúa conectó desde la frontal un zambombazo muy alto para firmar el 1-2.

El cuadro local se fue para arriba con más ahínco que estrategias, espoleados por el soplo de aire fresco que supuso la entrada en el campo de Coutinho y Rakitic. En el 63′, después de un barullo por el costado derecho del área gerundense, Luis Suárez intentó remachar de cerca y provocó que la pelota rebotara en Bono; Piqué, sumado al ataque como un ariete más, adivinó esa trayectoria aérea del balón y efectuó un cabezazo certero (2-2). Coutinho pudo culminar la remontada con uno de sus clásicos lanzamientos desde la esquina del área a la escuadra opuesta, pero la pelota voló demasiado y se marchó a las gradas. Al Barça se le atragantó el derbi.