El Barça cae ante el Milan y atisba su eliminación (81-83)

Los azulgranas se desploman en la Euroliga y necesitan un milagro para estar en el play off

18
Pau Ribas intenta superar la defensa de Jordan Theodore.
Pau Ribas intenta superar la defensa de Jordan Theodore. / EFE
Publicidad

El FC Barcelona Lassa ha perdido este jueves en el Palau Blaugrana, que dista mucho de ser un fortín, ante el AX Armani Exchange Olimpia Milan (81-83) en la jornada 21 de la Euroliga y atisba ya una eliminación que no está consumada pero sí cerca, incapaz de ganar a unos italianos que estaban por debajo y que ya ganaron en la primera vuelta.

Fue un partido similar, precisamente, al que se jugó en el Mediolanum Forum (78-74). Allí el Barça Lassa empezó fuerte y llegó a disponer de una ventaja de 15 puntos (19-34 en el segundo cuarto) que dilapidó al hacérsele pequeño el aro. En el Palau tuvieron una máxima de 12 puntos (46-34) también en el segundo periodo y acabó sucumbiendo otra vez.

La irregularidad, la dinámica y la mentalidad del equipo blaugrana hace que en finales ajustados no tengan el temple para acabar ganando. Tuvo el equipo de Sito Alonso hasta tres balones para llevar el duelo a la prórroga, pero ni Pau Ribas con una entrada, ni Víctor Claver ni Adrien Moerman pese a coger sendos rebotes ofensivos fueron capaces de anotar.

Además, el Barça hizo mejores a jugadores muy discretos hasta el momento del Milan como Davide Pascolo (12 puntos pese a una media de 2,7 puntos) y ello no contribuyó a centrarse en los mejores hombres del rival, que también rindieron bien, como el escolta Andrew Goudelock (20 puntos) o Arturas Gudaitis (16).

Pese a verse con un 2-6 en contra inicial, el Barça tuvo un parcial de 12-0 con el que reaccionó y cogió una ventaja que llevó a esos +12 y que supo mantener hasta que, en el tercer cuarto, Pascolo puso un 58-60 que cambió el guión. El Barça se mantuvo metido en el partido, volvió a coger la iniciativa pero al final la presión pesó, y mucho, en los locales.

Sin juego colectivo, el que le ha llevado en esta campaña llena de altibajos a jugar sus mejores partidos y ganar, por ejemplo, al CSKA Moscú, el equipo se hundió. Las individualidades eran intermitentes, el atasco en ataque fue general y el Olimpia Milan, cómodo en ese escenario, empezó a ver aro con facilidad como acostumbra a hacer. Pero el Barça no pudo ganar, en casa, a la peor defensa de la competición.

De nuevo, los malos momentos se hacen gigantes para el equipo, y la llegada de un Edwin Jackson que debutó sin fortuna, sin presencia y señalado en dos acciones defensivas, no contribuyó a cambiar el panorama, que pinta bien oscuro. Sólo la derrota del Maccabi en Kaunas ante el Zalgiris hace que el corte siga a cuatro victorias, pero ya con sólo 9 partidos por disputar, el siguiente ante los hebreos en Tel Aviv.

BARCELONA LASSA 81-83 ARMANI MILAN

FC BARCELONA LASSA: Ribas (10), Navarro (7), Hanga (4), Moerman (10), Tomic (14) -quinteto inicial- Jackson (-), Heurtel (7), Oriola (2), Sanders (6), Koponen (11), Claver (10).

ARMANI EXCHANGE OLIMPIA MILAN: Theodore (10), Goudelock (20), Micov (11), M’Baye (2), Tarczewski (5) -quinteto inicial- Pascolo (12), Kalnietis (-), Cinciarini (-), Abass (-), Bertans (5), Jerrells (2), Gudaitis (16).

PARCIALES: 25-15, 23-27, 14-22 y 19-19.

ÁRBITROS: Christodoulou (GRE), Pastusiak (POL) y Majkic (SLO). Sin eliminados.

PABELLÓN: Palau Blaugrana, 4.002 espectadores.