El Atlético de Madrid no perderá la oportunidad para intentar mejorar su imagen.
El Atlético de Madrid no perderá la oportunidad para intentar mejorar su imagen. / europa press
Publicidad

Los dieciseisavos de final de la Copa del Rey se iniciarán hoy con cuatro partidos y protagonismo para Sant Andreu y Ebro, que sueñan con dar un susto a Atlético de Madrid y Valencia, respectivamente, mientras que el Leganés recibe al Rayo Vallecano y el Lugo, al Levante. El Sant Andreu, único club de la Tercera División que sigue en la Copa, repite cinco años después su emparejamiento con el Atlético, que resolvió aquella eliminatoria de la temporada 2013-14 con una clara goleada en la ida (0-4) antes de repetir triunfo en el Vicente Calderón (2-1).

Tras la balsámica victoria ante la Real Sociedad, Diego Pablo Simeone dejó en Madrid a casi todo su equipo titular y este duelo copero se presenta como una oportunidad inmejorable para que jugadores como Vitolo, Gelson Martins o Kalinic demuestren que también están preparados para fabricar goles, mientras que Adán en portería y varios canteranos también aspiran a brillar.

Eliminatoria

También parece bastante decantada la eliminatoria del Valencia frente al Club Deportivo Ebro, club enraizado en el barrio zaragozano de La Almozara y que llega como colista del Grupo III de Segunda División B, donde también está precisamente el filial ‘che’, un Valencia-Mestalla que se impuso por 2-0 y que le habrá podido dar buena información.

Coronado esta temporada como el ‘rey del empate’ tras firmar en San Mamés el décimo del año y con una única victoria oficial en toda la temporada, el equipo entrenado por Marcelino está muy necesitado de triunfos y sobre todo goles, ya que solo ha marcado siete en diez duelos ligueros. Para ello vuelve el recuperado Santi Mina en un partido que se perderán jugadores importantes como Rodrigo Moreno, Dani Parejo, Geoffrey Kondogbia o Ezequiel Garay.

En Butarque, se repetirá 24 días después el enfrentamiento entre el Leganés y el Rayo Vallecano, que cayó (1-0) en aquel cercano precedente liguero con un gol de Guido Carrillo.

Ambos equipos llegan en idéntica situación, metidos en puestos de descenso a Segunda División, y presumiblemente guardarán a sus mejores hombres pensando en aliviar su situación en la Liga.