El Atlético de Madrid mide su entusiasmo en el difícil Mestalla

El Valencia es su primer rival liguero tras ganar la Supercopa de Europa ante el Real Madrid

24
ENTRENAMIENTO ATLÉTICO MADRID
El delantero del Atlético de Madrid Diego Costa (c) durante el entrenamiento del equipo en la Ciudad Deportiva Wanda. / EFE
Publicidad

El Atlético de Madrid comienza en el día de hoy (20.00 horas/beIN Sports) su participación en LaLiga Santander pleno de entusiasmo tras haber conquistado la reciente Supercopa de Europa ante el Real Madrid, aunque lo hará visitando a un Valencia que busca convertir el estadio de Mestalla en un fortín desde el primer día.

Marcelino García Toral, entrenador de los valencianistas, lo repitió en rueda de prensa durante la semana previa a medirse con el Atlético, firme candidato a ganar cualquier título esta temporada si es capaz de mostrar la misma pegada que enseñó el pasado 15 de agosto en Tallin (Estonia) para vencer a los merengues en la prórroga (2-4).

Con la moral altísima tras doblegar al vigente campeón de la Liga de Campeones en el Estadio Lilleküla, al Atleti sin embargo le ha surgido un problema inesperado. Jugará en la ciudad del Turia con el brasileño Filipe Luis ocupando el lateral izquierdo, debido a que Lucas Hernández arrastra una sanción de la pasada campaña.

El francés fue expulsado el 20 de mayo durante la última jornada de la Liga 2017/18, ante la SD Eibar, y su sitio en el ‘once’ será para un Filipe Luis que no obstante ha pedido (solo en privado) abandonar la plantilla colchonera ya que tiene una suculenta oferta del Paris Saint-Germain.

Algo molesto por ser suplente en mayo ante el Olympique de Marsella durante la victoriosa final de la Liga Europa (0-3), y también por quedarse en el banquillo en la Supercopa de Europa, el defensa brasileño se ha visto relegado a un segundo plano en los esquemas habituales de Diego Pablo Simeone.

Pese a todo, el técnico argentino pondrá de inicio a Filipe apelando a su profesionalidad y además confiando en los jugadores titulares en Tallin. Así, el montenegrino Stefan Savic seguiría compartiendo el eje de la zaga con el uruguayo Diego Godín, con Juanfran por el carril diestro mientras que Santiago Arias y Josema Giménez esperarían en el banquillo.

El centro del campo del ‘Cholo’ Simeone ya parece reservado al triunvirato que forman Rodri Hernández, Saúl Ñíguez y Koke Resurrección, con el francés Thomas Lemar en la mediapunta ayudando a su compatriota Antoine Griezmann y al hispano-brasileño Diego Costa en las tareas goleadoras.

El FORTÍN DE MESTALLA

Para hacer frente a ese ‘once’ de gala colchonero, el Valencia se encomendará a sus aficionados para empezar con una sonrisa el campeonato liguero. Un torneo en el que los de Marcelino parten como principales candidatos a ocupar la cuarta posición e incordiar a FC Barcelona, Real Madrid y Atleti si estos se despistan.

Acceder directamente a los grupos de la Liga de Campeones, sin traicioneras fases previas de verano, ha sentado bien al entorno valencianista y dio tranquilidad. Por ello, Marcelino ha ensamblado su plantilla con poco agobio durante una pretemporada en la que sus pupilos se han medido a Galatasaray (victoria por 2-1), FC Lausanne (0-0), PSV (derrota por 2-1), Leicester City (1-1), Everton (triunfo por 2-3) y Bayer Leverkusen (victoria por 3-0).

Esa cita frente al Bayer, en la 47ª edición del Trofeo Naranja, dejó muy buenas sensaciones de un Valencia con bastantes caras nuevas de centro del campo hacia arriba. El danés Daniel Wass, el francés Geoffrey Kondogbia, su compatriota Kevin Gameiro, el ruso Chéryshev y el belga Michy Batshuayi prometen intensidad y destreza a orillas del Turia.

Cristiano Piccini y Mouctar Diakhaby son los refuerzos para mantener atrás la solidez tan habitual en los equipos de Marcelino; buenos mimbres para una plantilla cuya guinda sería contar con Gonçalo Guedes. El portugués fue clave durante el curso 2017/18 y está a la espera de resolver su futuro con el Paris Saint-Germain, en aras de regresar a Mestalla y ayudar a los ‘che’ compaginando Liga y ‘Champions’.

La salida del delantero italiano Simone Zaza, rumbo al Torino FC, no ha restado un ápice de emoción al exigente público valencianista. Disfrutar de la máxima competición europea de clubes y continuar a rebufo de los tres ‘grandes’ en la Liga son retos más que atractivos, con el partido frente al cuadro colchonero como primer obstáculo nada más arrancar el segundo curso con Marcelino como jefe de operaciones.

FuenteEuropa Press
Compartir