Publicidad

El Atlético de Madrid y el Athletic Club, dos de los equipos con más solera de la Copa del Rey, no podrán despistarse este miércoles en sus respectivos partidos de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante el Elche y el Formentera, tras los sendos empates a uno que registraron en la ida.

En el Wanda Metropolitano (21.30 horas), el Atlético de Madrid intentará confirmar su mejoría en la última semana y firmar un pase sin sobresaltos en el torneo del k.o, después de la pobre imagen que dejó en el Martínez Valero y que permite soñar al Elche de la Segunda B.

Y de cara mantener la buena línea y para no tener un susto inesperado, Diego Pablo Simeone ha preferido dar los menos descansos necesarios y, al contrario que a finales de octubre, afrontará con todos jugadores de la primera plantilla este segundo capítulo.

Así, el ‘Cholo’ sólo da descanso a Oblak, Godín, Filipe Luis, Gabi y el entonado Gameiro, más el lesionado Juanfran, para recibir a un Elche que prácticamente estrena nuevo técnico, un José Joaquín Moreno, ‘Josico’, que sustituye a Vicente Mir para intentar reconducir el buen inicio de temporada del conjunto franjiverde.
De todos modos, cuando pite el colegiado, el resultado clasifica al equipo rojiblanco, pero este estará advertido ya de rivales modestos después del paso del Qarabag, que fue capaz de arañar un empate en el nuevo coliseo rojiblanco. Sin embargo, este año, sólo el Chelsea puede presumir de momento de haber batido a un Atlético que viene reforzado por su goleada ante el Levante (0-5) y la victoria en Champions ante la temida Roma.

Cinco sentidos

Por su parte, el Elche afronta el partido inmerso en una mala racha de resultados. El equipo ilicitano acumula cuatro partidos sin ganar, con dos empates y dos derrotas que, sin embargo, le mantienen en los puestos de playoff para ascender a LaLiga 1/2/3. Por ello, ‘Josico’ pedirá el máximo esfuerzo a los suyos para premiar a los aficionados que se desplazarán.

El segundo equipo más laureado de la Copa del Rey, el Athletic Club, también tendrá que poner los cinco sentidos para no ser eliminado de forma sorpresiva por otro club de Segunda B, el Formentera, que llega con opciones a San Mamés (21.30) tras empatar a uno en la ida.

El conjunto rojiblanco no puede despistarse, pese a que el fin de semana que viene tendrá la visita del Real Madrid. Excesivamente irregular esta campaña, los de José Ángel Ziganda se aferrarán a su público para evitar la eliminación de un torneo que siempre despierta mucha ilusión en la ciudad.

La SD Formentera, en cambio, llega mejorado respecto al duelo de ida. El equipo balear acumula cuatro partidos consecutivos sin perder y sólo dos goles encajados, pero también con un escaso poderío ofensivo tras 12 goles anotados en 16 partidos.