Publicidad

Tres puntos sobre veinticuatro posibles, y la bajada de posiciones hasta los puestos de descenso a la Regional de Aficionados han colmado el vaso de la preocupación en el seno del Club deportivo La Granja, que salvando el derbi frente a la Gimnástica Segoviana en el que ofreció una imagen más que positiva pese a la derrota, ha puesto en evidencia una suerte de resignación a su suerte que no es la que tradicionalmente ha mostrado un club que siempre se ha caracterizado por todo lo contrario.

Pese a ello, con treinta y tres puntos aún por disputarse, no hay nada perdido para ninguno de los conjuntos implicados en el descenso, y por supuesto tampoco para el CD La Granja. Así lo ve Pablo Alejandro, que reconoce que la permanencia “está complicada”, pero que “hay que mantener la ilusión”.

El presidente del club basa su afirmación tanto en la cercanía de la permanencia, de la que tan solo le separa un punto, como del hecho de que los conjuntos castellanoleoneses de la Segunda B “están reaccionando”, por lo que entra dentro de lo posible que no haya arrastres al final de la temporada, “y solo bajen tres conjuntos a Regional”. Además, Alejandro considera que la permanencia va a estar “en el entorno de los treinta puntos”, y que al CD la Granja le restan ahora los enfrentamientos ante los directos rivales, “y si damos la cara como este equipo sabe hacer, podremos salir adelante”.

Ahora bien, el presidente reconoce la evidencia: “El cambio que buscamos con la llegada de Diego Yepes al banquillo no se ha producido. El equipo se nos ha caído en las últimas jornadas, somos los más goleados, y tampoco llevamos tantos goles a favor”. Una realidad que llevó al presidente a reunirse tanto con los capitanes del equipo como con el técnico, que puso su cargo a disposición del club, y que se encontró con la rotunda respuesta de Pablo Alejandro: “No voy a volver a cambiar de entrenador, y Diego Yepes va a continuar hasta el final, salvo que me comunique personalmente que quiere marcharse, y así se lo he dicho a los capitanes para que se lo trasladen a la plantilla. No voy a hipotecar al club en busca de otro cambio de timón que no sé si va a salir bien o mal, y encima con mucho menos tiempo como el que se produjo con José Segovia y Yepes. Ya podemos perder en Bembibre 19-0, que por mi parte este entrenador va a continuar”.

TODOS CULPABLES

Además, el presidente señala que “si los números de la primera vuelta hasta la octava jornada no eran para tirar cohetes, los de ahora tampoco lo son ni mucho menos, y no hemos ganado en casa todavía, quizá no haya que mirar simplemente al entrenador. Esta situación del equipo es un asunto de todos, de la junta directiva que presido, del cuerpo técnico, y de la plantilla”, con la que Pablo Alejandro ha descartado reunirse, “porque yo sólo tengo que entrar al vestuario a dar ánimos, no a comunicar decisiones. Para eso ya están los capitanes, a los que transmití mi confianza en que las cosas saldrán bien, y el entrenador, que es el que cobra”.

El próximo fin de semana el CD La Granja viaja al campo de La Devesa, donde le espera el Atlético Bembibre, “y quién sabe si no nos volvemos de allí con una buena sorpresa y los tres puntos en el bolsillo”. Lo que es evidente es que el equipo granjeño necesita volver a sumar “porque creo que tenemos una plantilla bastante apañada como para mantenernos en la categoría”, señala Alejandro, que considera que al plantel del Real Sitio le han ganado rivales “que no son mejores que nosotros, pero sí han tenido más acierto, y han apostado más por la victoria”. Y el presidente pone como ejemplo el del último encuentro de liga ante el Bupolsa “en el que cuando el rival se puso con diez llegué a pensar que incluso nos servía el empate, porque nos mantenía fuera del descenso. Pero al final nos ganó un rival que marcó cuando estaba jugando fuera de su casa con un futbolista menos”.

DIEZ MESES SIN GANAR EN CASA

Buena parte de los males clasificatorios que aquejan al CD La Granja tienen que ver con la mala racha que está manteniendo el equipo como local, donde todavía no ha conseguido la victoria en la presente campaña en la Tercera División, sumando la friolera de diez meses sin sumar los tres puntos en competición oficial en el campo de El Hospital.

La última vez que el CD La Granja logró vencer como local fue el 12 de mayo de 2018, cuando el conjunto entonces dirigido por Paco Maroto se impuso por 4-2 al Unami en la penúltima jornada de Liga en la Regional de Aficionados, para acercarse de manera casi definitiva al ascenso a la Tercera División. Desde entonces, el equipo del Real Sitio ha disputado en el grupo octavo trece partidos, con un bagaje demoledor de cuatro empates y nueve derrotas, sumando cuatro puntos de treinta y nueve posibles. El próximo partido en casa, ante el Cristo Atlético, debe invertir la tendencia.