Publicidad

La Gimnástica Segoviana recuperó la normalidad de sus entrenamientos tras la pasada semana que se desarrolló de manera atípica por las inclemencias metereológicas que acecharon a la provincia. La fuerte nevada obligó a la plantilla de Abraham García a ejercitarse en pabellones y a trasladarse al campo madrileño de Villalba para completar alguna sesión en un terreno acorde a las dimensiones requeridas. Tras su paso por Vigo donde logró un punto ante el filial del Celta (2-2), el conjunto gimnástico ya tiene la mente fijada en su próximo rival: el Rápido de Bouzas. El equipo gallego será el primero que visite La Albuera en 2018 después de que el partido frente al Atlético de Madrid B quedara aplazado. El césped del feudo segoviano no luce sus mejores galas y, por esta razón, el plantel azulgrana se ha entrenado en las inmediaciones de las pistas Antonio Prieto para que el domingo esté en el mejor estado posible; aunque mañana, sábado, jugará el Unami su correspondiente partido de la Liga Regional de Aficionados contra el Briviesca.

“Las condiciones del trabajo han mejorado. Estoy satisfecho de la respuesta de los jugadores que dieron en Barreiro. Tenemos mucho donde elegir, lo que hace que la competitividad aumente”, analizó García en rueda de prensa tras las circunstancias y el rendimiento de sus componentes la pasada semana; y recalcó: “Tenemos muchas ganas de afrontar estos partidos que nos llegan en la segunda parte del campeonato”. Para el duelo frente al Bouzas, a priori dispone de todos sus integrantes y recupera al lateral Borja Plaza, que ya cumplió su sanción, y al centrocampista Quino.

ambién estará el nuevo fichaje, Agus Alonso, de quien destacó: “Viene a aprovechar su oportunidad y a sumar al máximo. En su debut tuvo una puntuación alta”.
En cuanto a la proyección del equipo, comentó: “La fuerza de un equipo está en los jugadores. El entrenador no deja de ser un conductor. Mi idea es que entiendan que todos tenemos que dar un poco más y para ello tenemos que estar muy concentrados. Mi única preocupación es que no perdamos la fuerza mental y el fútbol que tenemos”.

El contrincante del domingo es una de las revelaciones de la competición al encontrarse en la quinta plaza, a tan solo un punto del cuarteto de ascenso. El cuadro de Borja Jiménez encarrila ya cinco partidos consecutivos sin conocer la derrota y la referencia frente a la Gimnástica está enmarcada en el enfrentamiento de la primera vuelta que se saldó con victoria viguesa (2-1). Para esta segunda vuelta ha sufrido la baja de David Álvarez, que ha puesto rumbo al CCD Cerceda, y ha incorporado al defensa brasileño Pablo Andrade desde el Ourense CF y a los delanteros Adrián Rodríguez del Celta y Álex Aizpuru ‘Kaxe’ del Beasáin de Tercera.

«Mi única preocupación es que no perdamos la fuerza mental y el fútbol que tenemos»

“Es un equipo sorpresa. El domingo estuve viéndoles y hacen de su campo un fortín. Es una plantilla bien hecha, lo que demuestra el buen hacer del entrenador. También han sabido hacer buenos fichajes ahora con el máximo artillero del grupo de Tercera del País Vasco -con trece dianas-, que se suman a los que ya hicieron como Diz, Trigueros o Anderson”, valoró el técnico de la Segoviana sobre el rival; y subrayó: “Puede competir contra cualquiera, pero nosotros somos un conjunto valiente y tenemos que hacer bueno el punto del otro día”.

Manu: “Con nuestras armas tenemos capacidad para luchar frente a cualquiera”

Por los medios de comunicación también pasó Manuel Olmedilla ‘Manu’. El centrocampista de la Gimnástica es la bisagra entre la defensa y la vertiente de ataque y es una de las piezas claves en el dibujo de Abraham García, tal y como reflejan las titularidades (dieciocho en liga y tres en la Copa del Rey) y los minutos disputados (1.789). El riazano repasó la actuación del equipo frente al Celta de Vigo B: “Si nos preguntan antes del encuentro si nos vale un empate fuera de casa, diríamos que sí. Las sensaciones fueron positivas: vimos que haciendo bien las cosas tenemos oportunidad de ganar a cualquiera, aunque tenemos que estar más concentrados y limar esos pequeños detalles que nos están restando”.

Respecto al Rápido de Bouzas, señaló: “Todo pasa por plasmar lo que nosotros sabemos hacer y tratar de contrarrestar al rival. Si va quinto es por hacer una gran primera vuelta. A pesar de jugar en un campo diferente al nuestro, han sacado puntos en terrenos de juego de características similares”.

Entre las claves para generar resultados con el firme objetivo de salir del sótano de la Segunda B, aseguró: “Hemos visto que con nuestras armas tenemos capacidad para luchar frente a cualquiera. Cada uno tenemos que dar un poco más para intentar sumar de tres en casa y luego fuera hay que rascar algún punto. Lo que hemos hecho hasta ahora nos sirve para estar vivos en la competición, pero a partir del domingo tenemos que mirar hacia adelante para que llegue la permanencia”.