32-2-balonmano-nava-Adrian-Rosales
Adrián Rosales, con los niños del Campus del BM Nava. / AMADOR MARUGÁN
Publicidad

El Viveros Herol Nava presentó en la tarde de ayer a su primera incorporación de cara a la campaña 2018/19, el gallego Adrián Rosales, que procedente del balonmano francés llegará hasta Nava de la Asunción, donde residirá, para ayudar al equipo en una temporada en la que el vicepresidente del club, Julián Mateo, asegura que el equipo “partirá sin presión. El año pasado nos condicionó que todo el mundo nos diera como favoritos, y esta temporada, con la idea de lograr lo máximo, creo que hay equipos que están en disposición de ser más candidatos que nosotros”.

Rosales se perfila como uno de los jugadores más polivalentes de la competición, “porque puedo adaptarme a cualquier posición que me pida el entrenador, tanto en defensa, como en ataque”. El gallego consideró “una gran oportunidad” la que le ofreció el Viveros Herol Nava, “conjunto al que ya conocía por haber jugado frente a ellos en la Copa del Rey cuando militaba en el Cangas”, y del que tenía unas referencias inmejorables, “tanto por una afición que todo el mundo sabe que es extraordinaria”, como por los informes que le pasó Yeray Lamariano, con el que compartió vestuario en campañas anteriores.

Julián Mateo confirmó que el equipo jugará un torneo triangular de pretemporada en Portugal, frente al Oporto y un conjunto rumano, y que sigue confiando en poder comenzar la liga en el nuevo pabellón.