dep3_1
El jugador del Viveros Herol Nava Oleg Kisselev se dispone a lanzar frente al Villa de Aranda en la fase previa. / A. MARUGÁN
Publicidad

Los mejores equipos de balonmano de la región disputan este fin de semana en el pabellón de vallisoletano de Huerta del Rey la cuarta edición de la Copa Castilla y León, que organiza la Federación Autonómica y el Recoletas Atlético Valladolid. Además de este conjunto, el Abanca Ademar León, el MMT Seguros Zamora y el Viveros Herol Nava luchan por el título en una final a cuatro. La primera de las semifinales se celebra hoy entre el cuadro leonés y el zamorano, a partir de las 17.45 horas. A las 20.00 es el turno del plantel navero, que se mide al anfitrión.

El bloque que dirige Dani Gordo se ve las caras con un rival de Asobal, lo que supone una buena oportunidad para enfrentarse a experimentados contrincantes y comprobar de primera mano el trabajo proyectado durante la pretemporada. Todo, con el firme objetivo de llegar con la mejor forma posible al inicio de la competición liguera de la División de Honor Plata contra el Fertiberia Puerto Sagunto en casa. Los dos ganadores de cada partido pasarán a la final, que tendrá lugar mañana, domingo, a las 18.30.

Para llegar a la semifinal, el Viveros Herol tuvo que superar primero una eliminatoria previa frente al Villa de Aranda, al que se impuso en la localidad vallisoletana de Campaspero por el solvente resultado de 22-17. Para la ocasión es baja Álvaro Rodrígues, que sigue arrastrando su lesión de ligamento lateral.