Publicidad

El Viveros Herol Nava ha vuelto a la dinámica positiva después de las tres derrotas consecutivas que vinieron a poner en evidencia la tremenda igualdad que existe en la División de Honor Plata, que ha cumplido su primer tercio de competición sin que exista un dominador claro en la tabla, como lo fue hace dos campañas el Atlético Valladolid, o la pasada temporada el Teucro.

Y es que prácticamente todos los conjuntos de la categoría han pasado por un momento malo a lo largo de la temporada. Sin ir más lejos el Balonmano Alcobendas, actual líder de la clasificación, ha sumado solamente dos puntos de los últimos seis en juego, dilapidando así parte de la ventaja que adquirió cuando venció al Viveros Herol en Nava.

Los Dólmenes, que ocupa la segunda plaza empatado a puntos con el equipo madrileño, volvió a ganar el pasado fin de semana tras perder en Barcelona, y la realidad clasificatoria señala que el conjunto más en forma actualmente en la División de Honor Plata es el Balonmano Torrelavega, que después de perder en Nava por un postrero gol de Llopis, ha enlazado tres victorias y dos empates, superando al Agustinos de Alicante, que perdió en la cancha del Ikasa Madrid, y colocándose en la cuarta plaza, a tan solo un punto del Viveros Herol.

LOS PUNTOS DE VISTA

Centrando la atención en el equipo de Dani Gordo, la evolución positiva que ha mantenido la plantilla desde el inicio de la competición ha sido patente, tras un comienzo en el que la calidad individual se impuso sobre el juego colectivo para sacar los resultados adelante, y poder trabajar con tranquilidad.

El bache natural que atraviesan todos los conjuntos, le llegó al Viveros Herol después del éxito copero con la eliminación del MMT Seguros Zamora, con las tres derrotas consecutivas ante Palma del Río, Alcobendas y Villa de Aranda, pero la reacción ha llegado con dos victorias consecutivas que mantienen al equipo navero en la zona alta de la tabla, de donde no se ha bajado en toda la temporada. Los que apuestan por el realismo dirán que, tras la victoria en Covadonga, el equipo está dos puntos más cerca de la permanencia.

En cambio, los que siempre han visto al Viveros Herol como un candidato a algo más que a mantenerse en Plata, opinarán que el conjunto segoviano está cumpliendo con las expectativas.

Lo cierto es que en Covadonga el equipo cuajó uno de los mejores partidos de la temporada, borrando de la pista a un oponente que, si bien es cierto que no atraviesa su mejor momento, sí cuenta con jugadores de calidad contrastada que podían poner en más de un problema al cuadro navero. Pero una defensa que rayó la excelencia, con Ernesto Sánchez muy acertado bajo palos, y un ataque más compensado que en anteriores encuentros, lo que demuestra el hecho de que Agustín Casado no fuera el máximo realizador del equipo, sino que ese ‘honor’ se lo repartieran entre Isma Juárez y Toma Brakocevic, hicieron posible que se alcanzara una diferencia favorable de catorce goles.

Las visitas a las canchas de Zarautz y Sinfín, y el encuentro frente al Agustinos en NAVA DE LA ASUNCIÓN son los compromisos que le quedan al equipo hasta fin de año

Tres partidos de Liga le restan al Viveros Herol Nava antes del parón navideño, y los tres serán de tremenda exigencia para de los de Dani Gordo, que el próximo fin de semana viajan hasta el municipal de Zarautz, para medirse a un Amenábar que va enlazando victorias y derrotas, pero que en su feudo no pierde desde el mes de septiembre.

Posteriormente será el Agustinos quien visite Nava de la Asunción, y el equipo cerrará el año, en lo que a liga se refiere, viajando a la cancha del cántabro conjunto del Sinfín. Todo un reto para un equipo al que se le nota la progresión.