El técnico del Naturpellet, Diego Gacimartín, da instrucciones a Álvaro López Chus Blázquez y Julio Miguel. / KAMARERO
Publicidad

Si el Naturpellet Segovia despidió el año en casa contra el Inter, ahora abre el 2019 contra otro de los grandes del fútbol sala mundial. La plantilla de Diego Gacimartín se prepara para recibir mañana, sábado, al FC Barcelona, en un encuentro que dará comienzo a las 17.30 horas. Tras el primer examen del año en Tudela frente al Ribera Navarra (4-1), el conjunto segoviano confía en que el pabellón Pedro Delgado luzca sus mejores galas. En la hemeroteca queda guardado el duelo que se dirimió entre los dos equipos la temporada pasada sobre este mismo escenario. Hasta quince goles (7-8) se marcaron en un enfrentamiento que quedará archivado en la memoria de los jugadores y los aficionados blanquirrojos al materializar siete goles en el segundo tiempo después de ir perdiendo 0-6. El choque más movido de la historia del Naturpellet en Primera.

Desde entonces ambos planteles han sufrido variaciones, aunque el cuadro blaugrana continúa manteniendo el eje de espina dorsal. Al bloque de Andreu Plaza llegaron el pasado verano componentes como el brasileño Arthur Guilherme y los exintegrantes del Jaén Antonio Manuel Sánchez ‘Boyis’ y Didac Plana. Además, esta semana ha incorporado al también brasileño Marcenio Ribeiro, ala-cierre de 31 años procedente del Ugra ruso, que se presentará de forma oficial esta mañana. “Es uno de los equipos más fuertes de la competición y a nivel mundial”, valoró en rueda de prensa Gacimartín; y continuó: “Para nosotros es un privilegio jugar contra estos jugadores. Tiene muchas variantes en la plantilla y alterna diferentes sistema dependiendo de si está Ferrao en pista. Es muy completo en todas las líneas y tiene jugadores goleadores. Además encaja pocos tantos”.

Para tratar de superar al rival de esta jornada, el técnico segoviano asegura que “tienes que hacer todo perfecto y que ellos no tengan el día. Es un tópico, pero es la realidad. Tenemos que intentar no conceder transiciones fáciles y no cometer errores y acertar en la finalización”.

El Naturpellet llega con serias dudas en la portería. La ausencia de Thiago Soares, por motivos personales, y la lesión de esguince lateral interno de rodilla de Alberto Sanz deja el marco blanquirrojo con incógnitas. Este último se ha entrenado con el resto del grupo esta semana con vistas al encuentro de mañana, pero de no llegar en condiciones sería Jorge Cárdaba, guardameta del CD Segosala -conjunto filial-, el que defendería los palos. “Thiago no podrá estar a corto plazo. En cuanto a Alberto, se está entrenando con el resto y esperamos que esté para el sábado. De no ser así, Jorge lo está haciendo muy bien. Estamos tranquilos por lo que pueda pasar”, repasó. Respecto a los jugadores de campo, Gacimartín dispone del todos sus hombres. “En principio no hay ninguna complicación y tendremos que hacer convocatoria. Nico Rolón ha ido incorporandose con el grupo y va cogiendo ritmo físico; por lo que podría jugar”, reconoció.

Para terminar, el entrenador hizo un llamamiento a la afición: “Vamos a intentar hacer un partido para que la gente salga contenta del Pedro Delgado. Necesitamos el apoyo de todos los seguidores. Se nota mucho cuando el pabellón está encima y empuja”.