d1-a-ner-FS-Naturpellet-Santiago
Buitre controla el balón ante la presión de un jugador del Santiago Futsal. / NEREA LLORENTE
Publicidad

El Naturpellet Segovia logró en el pabellón Fontes do Sar un importante punto de cara a la permanencia, al empatar el encuentro que le midió al Santiago Futsal, con lo que no sólo mantiene los siete puntos de renta con respecto al equipo gallego, sino que los aumenta a ocho al ganar el gol/average particular con otro de los equipos directamente implicados en la pelea por no descender. Cidao, con intervenciones de mucho mérito, terminó salvando a los suyos.

El choque comenzó movidito, con dos equipos muy intensos sobre el parqué tratando de poner sus cartas sobre la mesa. El intercambio de golpes se inició muy temprano, con un Santiago Futsal que apenas tardó unos segundos en poner a prueba los reflejos de Cidao. Sin embargo, y tras el acoso inicial de los gallegos, el Naturpellet Segovia buscó la réplica y la encontró con un penalti que el colegiado no dudó en señalar cuando sólo se llevaban dos minutos de juego disputados. Saltó a la pista para ejecutarlo un Javi Alonso que no perdonó y superó a Thiago Soares.

Los de Gacimartín conseguían así poner pronto el marcador en franquicia, aunque la alegría no duraría mucho. Los locales trataron de responder y de nuevo Zequi, de cabeza, hizo intervenir con éxito a Cidao, que repelió el esférico con los puños.

Su homólogo tampoco se quedó de brazos cruzados cuando por dos veces tuvo que evitar el que podría haber sido el segundo de los blanquirrojos, pero ni Buitre ni Gava pudieron superar al meta de la escuadra santiaguesa, que poco después vería como los suyos igualaban la contienda. Fue tras un saque de esquina, en el minuto 6, cuando Armando no perdonó el toque de su compañero Antonio Diz para situar el 1-1.

SUFRIENDO A BALÓN PARADO

Catela, tras una gran jugada individual primero e Isma, con un remate en el que intervino Cidao después, trataron de aprovecharse del desconcierto segoviano para lograr el 2-1. Y tanto fue el cántaro a la fuente que en el minuto 9, sería el propio Isma quien de nuevo, tras una jugada a balón parado, no perdonaría las facilidades defensivas de un Segovia Futsal que sufría demasiado en los córners. Con el tanteador en contra, los de Gacimartín trataron de salir de su modorra y llegar con más peligro a los dominios del portero contrario.

Así, una contra cortada por Antonio Diz y un disparo de Santi fueron la antesala del empate, en la que también hubo tiempo para que Cidao volviera a hacer de las suyas ante un disparo de Zequi. Faltaban cuatro minutos para llegar al descanso cuando en un ataque segoviano, el esférico terminó en las botas de Juanfran, que a puerta vacía situó de nuevo las cosas en su sitio. De ahí hasta el final del primer tiempo no se movería el electrónico en el luminoso, aunque ocasiones para desnivelarlo no faltaron por ninguno de los dos bandos: Cidao, de cinco, lo buscó in extremis, pero Armando lo evitó bajo palos.

ALTERNATIVAS

Con mucho respeto salieron ambos equipos tras el paso por los vestuarios, en el que durante los primeros compases no hubo ocasiones claras por parte de ninguno. La idea parecía clara: conceder el mínimo de errores al rival y esperar el momento oportuno para dar el golpe. El Santiago Fustal parecía intentarlo con más ambición, pero el Naturpellet, muy bien posicionado y situado sobre el rectángulo de juego, se sentía cómodo. Con el choque abierto, no fue hasta el minuto 28 cuando se vio una ocasión con cara y ojos en la reanudación: fue precisamente el autor del segundo tanto blanquirrojo, Juanfran, el que propició una gran parada de Thiago.

Se llegaba al tramo decisivo con todo por decidir y los últimos diez minutos dieron para mucho. Así, a los 32 minutos llegaba el ansiado 2-3, obra de Buitre tras una buena contra. Sin embargo, una mano en zona de castigo acabó con una pena máxima con la que Catela anotó el 3-3 apenas un minuto después. Una magnífica falta de Javi Alonso hizo lucir a Thiago y, con los dos equipos cargados de faltas, Catela estrelló un doble penalti a la madera. Otra vez Javi Alonso la tuvo en sus botas tras una gran jugada personal y Cidao, infranqueable, terminó siendo clave para cosechar un punto en tierras gallegas.

Compartir