Publicidad

La extraordinaria actitud que mostró el Naturpellet Segovia en la cancha del Industrias Santa Coloma, le reportó el premio de un punto en un encuentro muy intenso, en el que el conjunto segoviano fue capaz de maniatar la producción ofensiva del quinto clasificado de la Primera División, que sólo en el tramo final del partido, cuando los visitantes acusaron el cansancio, fue capaz de llegar sobre la meta de un brillante Thiago Soares.

Tuvo altibajos el primer tiempo que jugó el conjunto segoviano frente a un oponente que salió dispuesto a mandar en el partido, con un Pol Pacheco que no tardó en demostrar su calidad en el uno para uno. Pero apoyados en un gran Thiago Soares, que despejó en espectacular intervención un mano a mano con el ala zurdo local, el Naturpellet fue poco a poco entrando en el partido, sumando posesiones más largas y algo más productivas, y acercándose con un cierto peligro sobre el marco de Miguel Freixas, sobre todo en el robo en cancha contraria.

Dos buenas intervenciones del meta local ante lanzamientos cercanos de Iago Rodríguez y Álex Fuentes pusieron en evidencia que el partido estaba cambiando de signo, hasta que en una acción aislada, Thiago envió a córner un lanzamiento lejano de Pol Pacheco, pero no pudo evitar que, en el saque de esquina posterior, Ximbinha empalmara de manera espectacular el balón a la escuadra. Un golazo del que sólo se puede poner como ‘pero’ el que la defensa segoviana pudo haber estado algo más encima del lanzador.

BUITRE LO ARREGLÓ

No era del todo justo el marcador con los méritos de unos y otros, y Buitre se encargó pronto de hacer justicia, marcando un extraordinario tanto después de un preciso control de espuela tras un balón elevado, y un posterior remate al palo largo, imparable para Freixas. Llegaron entonces los mejores momentos del Naturpellet, que elevó la intensidad de su defensa impidiendo que el Industrias Santa Coloma consiguiera llegar a zonas de remate.

Iago, Raya y Antonio Diz, este último con la opción más clara enviando arriba un remate cercano tras un saque de esquina, pudieron colocar el 1-2, pero sin éxito. Y cuando peor lo pasaba el equipo local, que sumó la quinta falta a cuatro minutos para el descanso, la reacción del Santa Coloma, liderados por la ambición de Ximbinha, sorprendió al conjunto segoviano. Comenzó con un lanzamiento del brasileño tras una falta que Thiago envió a córner, y siguió con un poderoso remate tras una acción a balón parado que tuvo los mismos protagonistas, y el mismo desenlace.

EL CANSANCIO, Y UN SUSTO

Un lanzamiento lejano de Buitre que pasó rozando el larguero fue la respuesta segoviana para dar fin a una primera parte en la que el Naturpellet no demostró ser inferior al equipo de casa, y que en los primeros compases de la segunda lo hizo aún mejor, protagonizando las acciones más peligrosas, y obligando a Freixas a salvar a su equipo, apelando a la suerte cuando un buen lanzamiento de Edu se encontró con el palo. El equipo segoviano demostró su falta de gol en este tramo del encuentro, y no estuvo lejos de pagarlo al final.

El Santa Coloma lo fiaba todo a Pol Pacheco, pero la defensa segoviana le sujetaba de manera más que efectiva, por lo que las ocasiones de gol locales eran muy escasas, y poco claras. Pero a siete minutos para el final, el ala del Santa Coloma cayó involuntariamente sobre Buitre, que había acudido a taponar su lanzamiento, y recibió un fuerte golpe en el pecho y el cuello por el que tuvo que ser retirado en camilla y con un collarín. Esta circunstancia afectó a un Naturpellet que mostró síntomas de cansancio en los últimos minutos, en los que el equipo de casa apretó lo suyo. David y Corso tuvieron el 2-1 en sus botas, pero fallaron en sus remates, Óscar Redondo no puso el portero-jugador, y al final el Naturpellet sumó un trabajado punto de autoestima.