Publicidad

El fútbol es sorprendente siempre. Tanto, que hay ocasiones, como la del partido en El Hospital, en la que la gente que va al encuentro no le hace ni puñetero caso al fútbol, con los (muchísimos) niños más pendientes de jugar que de otra cosa, los padres de que los niños no se hagan daño, los de cerca del bar de que no se les caiga el chato, los del tendido de sol buscando la sombra, y los de la sombra poniéndose el abrigo, que en La Granja hace frío hasta en agosto. En esta tesitura, con un ambiente más propio del Trofeo San Luis que de un encuentro en el que el CD La Granja se jugaba media temporada, el conjunto del Real Sitio logró sumar los tres puntos frente a un Sporting Uxama que aguantó lo que pudo sobre el terreno de juego.

Salió el equipo de casa al partido como si no le fuera la temporada en ello. Confundiendo la paciencia con la pachorra, los jugadores del conjunto del Real Sitio se lo pusieron muy fácil a su oponente. Tanto fue así que el CD La Granja estuvo en varias ocasiones a punto de meterse en un buen problema a base de ceder balones a Lorenzo, que en el minuto 21 se topó con Alfonso en su intento de enviar en largo. El balón, rebotado, se fue hacia un defensor local.

OCASIONES, NI UNA

Sirva como muestra de lo que fue la primera parte que la jugada anteriormente narrada fue la ocasión de partido más clara de todo el primer tiempo, que transcurrió entre pases y pases del CD La Granja, que amagaba por unas endebles bandas sorianas, pero sin terminar de concretar sus llegadas al área, más que nada porque el central Helder se bastaba y se sobraba para desbaratar todas las opciones de ataque segovianas, y los intentos del Uxama de ir a la presión, pero con el freno de mano echado sabiendo que no había cambios en el banquillo, y que el partido apuntaba a largo, aunque el ritmo de los primeros cuarenta y cinco minutos fuera más de un choque de solteros contra casados.

La segunda parte, que se inició con retraso porque sobre el campo se prolongó en exceso una entrega de premios de un trofeo de fútbol base, caminaba por los mismos derroteros, hasta que la entrada de Ionel en el campo en lugar de Chechu vino a cambiar el rumbo del choque. Gabi retrasó su posición a una en la que se siente mucho más cómodo, Piti se puso el mono de trabajo en el mediocentro, y el conjunto del Real Sitio le metió una marcha más al partido, la suficiente como para hacer sentir incómodo al Uxama, que comenzó a no llegar a las ayudas con la facilidad con la que lo hacía en el primer tiempo.

El equipo del Real Sitio no empezó a atacar de verdad al marco contrario hasta bien entrado el segundo tiempo

Aún así, tuvo el equipo de Fran Valero una buena ocasión para marcar el 0-1, cuando a la salida de un córner, Juan Ángel cabeceaba fuera en buena posición. Teniendo en cuenta que el CD La Granja no había sumado una sola ocasión clara de gol, la cosa no apuntaba a demasiado sencilla para los de casa, hasta que en una acción en la que Dani Lázaro destapó todas las carencias de Juan Ángel en el lateral izquierdo, el balón se fue en largo hacia la posición de Kobi, que dentro del área, en la línea de fondo, vio perfectamente la llegada de Guty, al que le cedió el esférico para que el zurdo mediapunta lo colocara en la escuadra.

UN GOL LIBERADOR

El 1-0 liberó tanto al equipo segoviano como finiquitó al Sporting Uxama, que buscaba que no pasara nada durante noventa minutos para tener alguna opción en el encuentro, y se encontró con un gol en contra en la primera acción de verdadero mérito de los locales, que llegó después de 65 minutos perfectamente olvidables. Así, el CD La Granja encontró sus mejores minutos, con Ionel fijando perfectamente a los centrales, y con Dani Lázaro y Koby entrando a banda cambiada, donde mostraron mucha peligrosidad, al igual que Gabi.

Si el primer gol granjeño había supuesto el principio del fin para el Uxama, la expulsión de Juan Ángel supuso su final. El lateral soriano decidió que Dani Lázaro no le iba a hacer otra jugada similar que la que dio origen al 1-0, y con una entrada demasiado escandalosa, le dio la opción al colegiado de elegir entre una amarilla que podía quedarse corta, o una roja directa que apuntaba a algo más justa. Cuesta Revilla eligió la segunda de las posibilidades, y aunque hubo protestas por parte del conjunto visitante, la realidad fue que la entrada mereció más castigo que una simple amonestación.

El gol de Guty, que llegó tras la primera gran combinación ofensiva de los locales, hundió a un Uxama sin cambios

Con once jugadores el Uxama había atacado poco, y la realidad fue que con diez lo hizo prácticamente nada, aunque lo corto del resultado generaba algunos nervios. Ionel tenía el 2-0 en la cabeza, pero el guardameta soriano lo evitaba con una gran intervención, como la que poco antes había realizado a remate cercano de Dani Lázaro, que quizá tuvo demasiado tiempo para pensar en cómo superar al portero después de una gran acción ofensiva granjeña que le dejó solo dentro del área rival.

No faltó la oportunidad del conjunto visitante para empatar el partido y dar un disgusto a la parroquia local, en una falta en la frontal del área que Alfonso envió por encima del marco de Lorenzo, al que el Uxama no exigió con ningún remate entre los tres palos. Superado por poco el tiempo reglamentario, Dani Lázaro botó una falta al segundo palo, donde apareció Gabi totalmente solo para empujar el 2-0 y poner al CD La Granja un poco más cerca de la permanencia. El Sporting reclamó fuera de juego del centrocampista segoviano, pero la realidad fue que el gol subió al marcador, y lo único que hizo fue dar un poco más de tranquilidad al tiempo añadido, que se pasó sin que los sorianos pudieran hacer más que forzar un par de saques de banda.