dep1_1nerea-naturpellet-int
Buitre y Álvaro López intentan arrebatarle el balón a Gadeia en un partido del Naturpellet frente al Inter. / NEREA LLORENTE
Publicidad

El Naturpellet Segovia disputará su segunda temporada en la Primera División de fútbol sala con una plantilla muy renovada, que será de trece jugadores siempre que el club y Edu terminen llegando a un acuerdo, y que será dirigida una temporada más por Diego Gacimartín, del que se desconocen aún el nombre de los técnicos que serán sus ayudantes en el banquillo.

Será a principios del mes de agosto cuando el plantel segoviano comience el trabajo de pretemporada, y bien que tendrá que esforzarse la plantilla del Naturpellet si quiere sobrevivir sin demasiados daños a un comienzo de competición increíblemente exigente, ya que el sorteo del calendario de la Primera División en su campaña 2018/19 ha puesto al conjunto segoviano frente a los dos mejores equipos de la Liga Nacional de Fútbol Sala en las primeras jornadas.

Así, el debut en la competición pondrá al Naturpellet en el pabellón Jorge Garbajosa, la cancha del Inter Movistar, campeón de Liga y de nuevo máximo favorito para hacerse con todos los títulos. Después de una segunda jornada en la que el equipo segoviano jugará en el pabellón Pedro Delgado (o no…) frente al Aspil Vidal Ribera de Navarra, la tercera estación de este exigente calendario llevará al Naturpellet al Palau Blaugrana, donde le espera el Barça Lassa de Andreu Plaza, subcampeón de Liga. Casi nada.

Teniendo en cuenta la complicación de las tres primeras jornadas de Liga, serán importantes para el conjunto el cuarto y quinto encuentros de la fase regular que el equipo jugará en casa frente a Zaragoza y Levante, con los que el equipo cerrará el primer tercio de la primera vuelta.

EL PEDRO DELGADO, OTRO HÁNDICAP

Ocho semanas son las que tiene de plazo la empresa Globalia, concesionaria de las obras de sustitución del parquet del Pedro Delgado, para realizar los trabajos, que aún no han comenzado puesto que la empresa aún debe depositar la garantía imprescindible para poder comenzar las obras, que con seguridad van a afectar a la normal pretemporada del Naturpellet, que tendrá que realizar el trabajo específico de cancha en otros pabellones de la ciudad, o de la provincia. Además, dependiendo de si estos trabajos se acometen en el plazo previsto, o bien sufren algún retraso, también se podría ver comprometido el primer encuentro del conjunto segoviano como local, previsto para el 22 de septiembre ante el Ribera de Navarra. Sería otro problema añadido para un inicio de liga sencillamente demoledor.