El centrocampista del CD La Granja Gaby intenta hacerse con un balón en medio de los jugadores del Real Ávila. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Perdieron el Briviesca y la Cebrereña y empató el CD La Granja. En el descuento y de penalti. El conjunto de Diego Yepes logró un punto, que viendo cómo se desarrolló el sábado en la lucha por la permanencia, resultó de valor de cara a las tres jornadas que restan a la competición. Además, no fue cosa fácil, pues se enfrentó al Real Ávila, que llegó al campo de El Hospital con opciones de meterse entre los cuatro primeros para jugar la fase de ascenso y este resultado terminó por dejarle fuera de su objetivo. Partido serio el de los locales, que mantuvieron el tipo ante la propuesta abulense. La cantidad de llegadas que plasmaron los visitantes se vieron traducidas en un gol de Javi de Mesa cuando se llegó al último cuarto de hora de encuentro, pero el cuadro granjeño se encontró con un penalti en el tiempo añadido que trasformó Dani Lázaro para llevarse un empate que amplia la distancia con el descenso en tres puntos.

Los dos equipos saltaron al terreno de juego muy metidos, consecuentes cada uno de lo que se jugaban. El Ávila quiso llevar la iniciativa, pero la plantilla de Yepes salió con una sólida estructura que imposibilitó el avance de los visitantes. El primero en volcar peligro con determinio fue La Granja a través Gaby, que culminó con criterio una buena internada de un activo Guty. Después fueron los abulenses los que tuvieron una clara ocasión que, de no ser por Pluma, hubiera supuesto el primero gol a su favor. A partir de ese momento, el Ávila estuvo un punto por encima y buscó trenzar jugadas con De Mesa como referencia final. Aun así los locales siguieron manteniendo su colocación y derrochando sobre todo trabajo colectivo.

Según fueron transcurriendo los minutos, el nivel de intensidad fue disminuyendo y a los visitantes les costó dar con la tecla para romper el encofrado azul. Fue a través de De Mesa, que perforó la banda y asistió en boca de gol a Juli cuando recuperaron su actividad, aunque los primeros 45 minutos se consumieron sin movimientos en el marcador.

Arrancó el segundo tiempo y el técnico Jonathan Prado movió el banquillo para dar entrada a Iván Vila y desempeñar la función de 9 que venía ejerciendo Juli. Un paso por delante salieron los abulenses, hilvanando jugadas con firmeza. De Mesa y Mayorga encontraron fluidez en banda, mientras que el plantel granjeño se dedicó a aguantar y a sujetar sus acometidas. Yepes buscó reactivar su esquema al introducir a Ionel por Mario y a Koby por Cristian, pero la tónica siguió constante. Mantuvo el tipo el equipo local y, aunque les costó llegar a los dominios del guardameta Alberto, consiguió frenar el ahínco del rival.

Pese a perder continuidad en las llegadas, el Ávila siguió personándose en el perímetro local de forma más diluida. Al final el volumen de ocasiones que generó terminó dando rédito y De Mesa aprovechó un balón, que previamente había peleado Vila, para batir a Lorenzo y descorchar el electrónico a falta de 15 minutos (0-1). Con este resultado, los visitantes cerraron líneas y La Granja apenas tuvo oportunidades. Sin embargo, ya en el descuento, en un centro granjeño el portero Alberto golpeó a Gaby en su salida con los puños y el árbitro señaló penalti. El encargado de lanzarlo fue Lázaro y ejecutó de manera potente y ajustada para colocar el definitivo 1-1.