Publicidad

El CD La Granja ha decidido dar un nuevo enfoque a su periplo en la Tercera División, por lo menos en lo que al cuerpo técnico se refiere. Después de una temporada en la que el equipo sufrió de lo lindo para mantener la categoría, el club dio por finalizada la relación con Diego Yepes, y en la búsqueda de un nuevo entrenador, lo encontró en la figura del madrileño de raíces segovianas, Carlos Fonseca, que fue presentado en el Salón de Plenos del Ayuntamiento del Real Sitio.

“No queremos sufrir tanto como el año pasado”. Así justificó Pablo Alejandro el giro hacia Madrid que ha dado el CD La Granja en lo que al cuerpo técnico se refiere, firmando a un entrenador que el presidente granjeño no conocía, “pero que va a contar con toda nuestra confianza. Queremos estar holgados en la Tercera División, y vamos a apostar por un entrenador que va a vivir aquí, y que se va a encargar de manera total del equipo”.
De Carlos Fonseca lo primero que se desprende es que es un estudioso del fútbol. Entrenador UEFA Pro desde hace tres temporadas, y autor del libro ‘Hablamos de fútbol’, el técnico ha dedicado buena parte de sus años como entrenador a las categorías inferiores, dirigiendo al Cadete A del Getafe durante las últimas campañas, por lo que la del CD La Granja será su primera experiencia como máximo responsable del banquillo de un conjunto senior en la Tercera División.

Desde que llegó a un acuerdo con el conjunto del Real Sitio, el técnico comenzó a trabajar visionando partidos del grupo octavo, para formarse una idea de lo que se va a encontrar, que será “un fútbol muy fuerte, y directo. Al trabajar con categorías inferiores, yo estoy más acostumbrado a un juego más combinativo. Pero si en algo debe destacar un entrenador es en su capacidad de adaptarse, de saber dónde está y con lo que cuenta”.

EL INICIO, PARA EL 16 DE JULIO

Y de momento con lo que cuenta el entrenador de Arganda, pero que conoce bien Segovia “porque me he pasado los veranos en Las Navillas” es un plantel de catorce futbolistas, que tratará de reforzar con jugadores de Segovia, pero también procedentes de Madrid y de Valladolid, con el fin de que el día 16 de julio, fecha en la que el cuerpo técnico pretende iniciar el trabajo, la plantilla del CD La Granja esté compuesta por un número aproximado de 25-26 deportistas “para poder completar una buena pretemporada”.

Salvo Francisco Aragón, que se encargará del trabajo con los porteros, el resto del cuerpo técnico del equipo granjeño será el elegido por el entrenador, por lo que se supone que será nuevo en su totalidad. El CD La Granja que echará a andar el próximo 16 de julio tendrá un buen número de caras nuevas, y entre ellas destacará la de Carlos Fonseca. “Su suerte será la nuestra”, señaló Pablo Alejandro.

UN SUPERÁVIT DE 20.000 EUROS

Pablo Alejandro aprovechó la presentación de Carlos Fonseca como nuevo entrenador del primer equipo para avanzar los asuntos que posteriormente se debatieron en la asamblea de socios que el CD La Granja llevó a efecto con el fin de cerrar una temporada en la que en lo deportivo el equipo logró la permanencia en la Tercera División, en lo económico el club se mantiene en una buena línea, y en lo institucional la aparición de un nuevo club en el Real Sitio y la negociación del convenio de filialidad con el CD Isoba aparecen como los centros de atención.

La Junta Directiva presentó a los socios un club saneado en el apartado económico, “que no le debe nada a nadie”, afirmó con rotundidad Pablo Alejandro, y que cerró la campaña 18/19 con un superávit de 20.000 euros, que se suman al dinero en caja con el que cuenta la entidad, que el presidente no quiso desvelar, “pero ojalá que en lo deportivo fuéramos tan bien como vamos en lo económico”.

Además, los socios valoraron la situación en la que se queda el CD La Granja tras la aparición del Real Sitio CD, que acogerá a los equipos de cantera que antes gestionaba el club, así como la filialidad con el Isoba, que Alejandro señaló que está cerca de culminarse “y espero poder dejarlo cerrado esta misma semana. Será un convenio importante para nosotros, porque podremos contar con los jugadores juveniles del Isoba para poder reforzar al equipo”.

LOS MISMOS CRITERIOS

La llegada de un nuevo cuerpo técnico, y el cambio generacional en el seno de la plantilla, llevará a que el CD La Granja cuente con un buen número de jugadores nuevos en la pretemporada. Pero Pablo Alejandro quiso dejar claro que “los parámetros en los que se ha movido el club siguen siendo los mismos que nos han traído hasta aquí. Los deportistas que vengan a jugar al equipo lo harán por la casa y la comida, o por la gasolina en el caso de los jugadores de Segovia. Aquí solo va a cobrar el cuerpo técnico, y en ningún caso el jugador que venga percibirá más de lo que se ha venido ofreciendo en años anteriores, por lo que aquí no vendrán a ganar dinero, sino a jugar al fútbol”.