Publicidad

El Viveros Herol Nava ya ha terminado los fastos por la celebración del ascenso a la Liga Asobal tras el recibimiento al club por parte del ministro de Cultura, José Guirao, junto a la presidenta del Consejo Superior de Deportes, María José Rienda, y pese a que lleva varios meses preparando la campaña en la máxima categoría, no ha sido hasta la presente semana cuando ha comenzado a anunciar los frutos de ese trabajo.

Tres son las incorporaciones con las que el club ha trabajado durante estas semanas, y la primera de ellas se anunció de manera oficiosa tiempo atrás, cuando Rodrigo Pérez Arce rechazó la oferta de renovación con el Ademar de León que por entonces dirigía Rafa Guijosa, porque buscaba más protagonismo en los partidos de los que hasta la fecha había tenido con el equipo leonés.

EXPERIENCIA EN ASOBAL…Y EN EUROPA

El central de 24 años, que en su día fue dirigido por Dani Gordo en la cantera ademarista, fue convocado por la selección Española Junior para ir al Mundial de Brasil. A partir de entonces, empezó a formar parte del primer equipo del Ademar León, donde ha militado durante las campañas 2014/15 a 2018/2019, y tenía sobre la mesa la oferta del club leonés, que el próximo año tendrá a Manolo Cadenas como responsable del banquillo, pero apostó por aceptar la propuesta que la realizó el Viveros Herol Nava, sabedor de que en el conjunto navero va a poder contar con esos minutos de juego imprescindibles para seguir mejorando en su carrera.

Con esta incorporación, el equipo gana en imaginación en la primera línea, con un central que suele generar un ritmo algo de juego, y que tiene un buen uno contra uno, atrayendo a los defensores para generar espacios. Además, Rodrigo mostró sus ganas de participar en un proyecto que calificó de “ilusionante. Está claro que es un proyecto para intentar consolidarse en la máxima categoría del balonmano español y poco a poco ir mirando hacia arriba”.

LA AFICIÓN, UN PUNTO A FAVOR

El central ya ha tenido “la suerte o la desgracia” de jugar en Nava de la Asunción ante la afición del equipo navero “que es espectacular. El ambiente que se vive en el pabellón es difícil de encontrar incluso en la mayoría de canchas de Asobal, exceptuando el Palacio de los Deportes en León”.

La adaptación al equipo no será difícil, porque el vestuario del Balonmano Nava es de lo más integrador “y la buena relación entre los compañeros se nota mucho a la hora de jugar”. Los años de Rodrigo en Asobal serán importante para el equipo, en el que no todos los jugadores cuentan con esa experiencia, y con las cosas claras en lo que a los objetivos se refiere: “Tenemos que disfrutar todos juntos de esta nueva experiencia de jugar en Asobal, y a partir de ahí, lo más importante es luchar por la permanencia e intentar que se queden el máximo número de puntos posibles en nuestra casa”.

ÓSCAR MARUGÁN, A LA SELECCIÓN

El extremo navero, Óscar Marugán, forma parte de la lista de dieciséis jugadores que el seleccionador Francisco Martí ha elegido para tomar parte en el Campeonato de Europa Open con los Hispanos Promesas, competición que se celebrará del 1 al 5 de julio en Suecia. Un premio más que merecido para una extraordinaria temporada. El próximo 30 de junio los Hispanos Promesas pondrán rumbo a la ciudad sueca de Göteborg para concentrarse de cara al torneo.