dep1_1nerea-instalaciones-d
Francisco Vázquez (izq.) y Miguel Ángel de Vicente, durante la presentación del censo de instalaciones deportivas de la provincia. / NEREA LLORENTE
Publicidad

El presidente de la Diputación Provincial, Francisco Vázquez, acompañado por el diputado del Área de Asuntos Sociales y Deportes, Miguel Ángel de Vicente, presentaron el censo de instalaciones deportivas de la provincia de Segovia, en el que se han recopilado más de un millar de infraestructuras en 265 núcleos de población, en un arduo trabajo que se ha prolongado durante un año.

“Desde hace más de una década no teníamos un censo actualizado y completo, que ahora ha conseguido terminarse gracias al trabajo del Área de Asuntos Sociales y Deportes. Éste es un documento vivo y dinámico, puesto que se irá completando con las infraestructuras que se vayan concluyendo”, señaló Vázquez, que explicó que el censo contiene una ficha de cada localidad, en la que consta una parte más visual como son las fotografías de cada instalación y otra más estadística, con el año de construcción, su uso y su estado de conservación.

CONOCIENDO LAS NECESIDADES

“Estos datos, acompañados además de una parte gráfica importante, servirán para conocer las necesidades de cada municipio en esta cuestión y así poder abordar de una manera más fehaciente posibles actuaciones en las que colabore la Diputación”, afirmó el presidente de la institución provincial, que recordó que el censo, que puede consultarse en la página web de la Diputación (www.dipsegovia.es) contabiliza 1.020 instalaciones deportivas.

Aprovechando la presencia de los medios, Vázquez puso en valor la colaboración de la Diputación en la construcción y el mantenimiento de esas infraestructuras, “que son de titularidad municipal”, y se metió en números, señalando que en el año 2017, de una inversión de poco más de 515.000 euros destinados a actuaciones de algún tipo en materia de infraestructuras de la provincia en 14 municipios, la institución ha contribuido con 336.750 euros, a los que hay que sumar el 1.400.000 euros que destina a los programas deportivos, “por lo que al año son cerca de dos millones de euros los que la Diputación destina al deporte”.

LOS OBJETIVOS

A medio plazo, la Diputación Provincial tiene la vista puesta en dos metas, la de crear un Centro de Alto Rendimiento para deportistas en edad de formación, aunque no se descarta la posibilidad de que también se pueda destinar a deportistas de élite, retomando un proyecto que se planteó hacer, en un principio, en La Casona, y ahora se plantea en la Residencia Juan Pablo II.

El segundo objetivo es el de la construcción de infraestructuras deportivas propias, descartando la posibilidad de llegar a ningún pacto con clubes segovianos, y también (en principio) la de alcanzar acuerdos con el Ayuntamiento de la capital, “puesto que no hemos hablado de este tema con nadie del Ayuntamiento”, afirmó Vázquez.

UN ‘TOQUE’ A NAVA

La finalización del pabellón de Nava, “que no es un ‘marrón’ para la Diputación, sino un compromiso, teniendo en cuenta que el proyecto no es nuestro”, lleva siendo uno de los caballos de batalla de la institución provincial y del Consistorio navero, que no de la Junta de Castilla y León “que desde el año 2007 no invierte en infraestructuras deportivas”, señaló el presidente, que desveló que en el presupuesto de 2018 habrá una partida de 80.000 euros para que las obras en el pabellón sigan su curso.

Pero Vázquez también aprovechó para lanzar un par de dardos al Ayuntamiento de Nava, al afirmar que “las instalaciones de millones de euros, si no pueden acometerse no deberían empezarse, porque esto no es un pozo sin fondo”, en una clara alusión a un proyecto inicial demasiado ambicioso para una localidad de 3.000 habitantes, y que “me parece perfecto que el Ayuntamiento acuda a la Junta de Castilla y León a buscar el apoyo para acabar el pabellón, pero lo ha hecho sin contar con la Diputación Provincial”, dejando caer que alguna puerta más se hubiera podido abrir si el Consistorio navero hubiera ido a la Junta de la mano de la Diputación. Quizá aún no sea tarde…

Compartir