d1-1ner-fs-naturpellet-levante
Javi Alonso intenta avanzar mientras un jugador del Levante le sujeta en el encuentro jugado en Segovia. / NEREA LLORENTE
Publicidad

El Naturpellet Segovia camina con pies de plomo tratando de planificar una temporada, la segunda en la Primera División de fútbol sala, que se antoja mucho más complicada que la primera que terminó para el primer equipo hace algunas semanas con una permanencia más que brillante, conseguida con un buen número de jornadas de antelación.

Ahora toca manejarse en otras ‘canchas’, las de los despachos, en las que el club segoviano tiene tarea por delante, porque hay unos recursos económicos que recabar antes de poner sobre la mesa un presupuesto realizable, amén de poder cerrar el presente ejercicio, y sin olvidar que hay que depositar una fianza de 25.000 euros en la Liga Nacional de Fútbol Sala para poder jugar en Primera División la próxima campaña.

A Javi Alonso se le vincula con Sala 10 Zaragoza y Levante, mientras que Cidao podría recalar en el Betis que entrena Daniel Ibañes

Con la seguridad de seguir contando con Naturpellet, y con varios de los pequeños patrocinadores confirmando que continuarán ayudando el club la próxima temporada, el Segovia Futsal sacó la campaña de abonados, a la que han respondido ya cerca de tres centenares de aficionados, una buena noticia que refleja el grado de satisfacción de la masa social con respecto a la actuación del equipo, y la confianza que tiene en que después del verano el Naturpellet pueda presentar una plantilla competitiva.

Por ese lado el trabajo resulta más arduo, puesto que no parece factible que el club logre retener a determinados jugadores que hicieron una buena temporada, y que han recibido más de una oferta interesante. Así Javi Alonso, que parecía cerca de renovar antes de que finalizara la campaña regular, tiene varias ofertas, entre ellas una muy atrayente del Levante de David Madrid y otra no menos interesante del Sala10 Zaragoza, y podría abandonar el club, como también tiene opciones de hacerlo Cidao, al que la rumorología coloca en el Real Betis que entrena Daniel Ibañes, sea cual sea la categoría en la que termine jugando el club verdiblanco la próxima temporada, puesto que se encuentra disputando la primera ronda de la fase de ascenso a Primera División.

GAVA, TAMPOCO

Además, los movimientos pueden centrarse también en la posición de cierre, que han venido ocupando Carlos Muñoz y Gava. En el caso del español, que cumplió en febrero 38 años, su rendimiento ha sido muy bueno, pero habrá que atenerse a lo que decida hacer el año que viene. Gava, que se fue a Brasil en cuanto terminó la liga regular, firmó por el Naturpellet por lo que restaba de temporada más otra, pero no es demasiado probable que vuelva a Segovia.

El club tiene otro frente abierto, como es el de conseguir que la hornada de jugadores juveniles que tiene no tengan que dar un gran salto competitivo desde la División de Honor juvenil hasta la máxima categoría, y para ello la intención es la de que puedan competir en Tercera División. Ha habido una primera toma de contacto con el Segosala con el fin de ‘compartir’ equipo en esta categoría, pero de momento las posturas no están demasiado cercanas. De no llegar a un acuerdo, el Segosala sacaría en solitario a su equipo en Tercera, con cambio de entrenador incorporado, ya que se perfila Ángel Zamora (segundo de Diego Gacimartín en el cuerpo técnico del Naturpellet esta campaña) como máximo responsable del banquillo.

Precisamente el conjunto juvenil tiene una cita más que interesante el próximo sábado, a las cuatro de la tarde, con la disputa de los cuartos de final de la Copa de España de la categoría juvenil ante el Ciudad de Móstoles. Los aficionados tendrán una buena oportunidad para presenciar las evoluciones de la nueva hornada de jugadores juveniles que se han proclamado campeones de Liga, Además, el club instalará un stand en la entrada del pabellón para continuar con la campaña de socios para la temporada 18/19.