d1-1kama_FS-Desafio-Porteros_KAM5040
El guardameta se estira tratando de evitar que el balón entre en su portería durante uno de los encuentros. / KAMARERO
Publicidad

Lo malo de ser original es que te copian. Lo bueno, que mientras otros se preocupan en copiarte, tú ya estás pensando en cómo seguir evolucionando para que aquellos que te copian sigan por detrás. Ayer, el pabellón Pedro Delgado acogió la décima edición del Desafío de los Porteros, una idea tan simple como original, que ha tenido una aceptación brutal por parte de los deportistas (ayer alrededor de 150 tomando parte en la competición) que se acercaron a Segovia desde Cataluña, desde Zaragoza, desde Madrid…

Quizá uno de los grandes atractivos que tiene el torneo sea el de poder compartir cancha, aunque sólo sea durante un par de minutos, con guardametas de Primera División como Alberto Sanz ‘Mordi’, o porteras internacionales como Estela García, Belén de Uña o Elena González, habituales en la competición que organiza la escuela de porteros StopGol, que durante todo el día ocupó la maltrecha cancha del pabellón Pedro Delgado con porterías, con balones y con jugadores de todas las categorías, desde prebenjamines hasta veteranos.

Dos minutos intensos de remates y paradas. Así de simple, y así de exigente para los jugadores, muchos de ellos practicantes de fútbol sala, pero sin que faltaran los futbolistas. Cada uno con su táctica para ganar los partidos, algunos simplemente chutando lo más fuerte que podían, pero todos con ganas de divertirse .

FINALES DE NIVEL

Después de unas rondas preliminares en las que todos los participantes tuvieron la oportunidad de disputar varios encuentros, las semifinales de la competición para las categorías de mayores tuvieron sus buenas dosis de emoción, y presentaron numerosos motivos para el aplauso. Destacó en la antesala de la categoría senior el portero cadete Álvaro Carrión, que perdió la final de su categoría ante el guardameta del Movistar Inter Mario Gómez, pero que fue capaz de ganar la final de la categoría juvenil ante Adri Martín.

En la categoría masculina, el portero del Naturpellet Alberto Sanz ‘Mordi’ partía como favorito ante Jorge Rodero, confirmando los pronósticos y haciéndose con el trofeo de ganador en el penúltimo partido de la competición, porque el último encuentro del día fue el que midió a la mejor portera del mundo, Estela García Rodero, con quien lo será en un futuro, Elena González. Ambas, segovianas. Ambas, buenas compañeras que comentaron las jugadas de las finales antes de su partido. Ambas, dos buenos motivos de orgullo para el fútbol sala segoviano.

Fue Estela quien, haciendo gala de una precisión extraordinaria en sus lanzamientos con la mano, terminó llevándose la victoria en la final, recibiendo con ella la prolongada ovación de los aficionados que en buen número poblaron la parte central de la grada del pabellón Pedro Delgado. La entrega de premios puso el punto y final a la décima edición de una competición sencilla y original, y por ello fácil de copiar. Aunque lo importante es que los deportistas jueguen.

Compartir