El delantero de la Gimnástica Segoviana Agus Alonso baja un balón ante la mirada de un jugador del Cristo y de Elías Hevia. / JUAN MARTÍN - GIMNÁSTICA SEGOVIANA
Publicidad

Un partido muy efectivo en ataque de la Segoviana ante el Cristo Atlético en Palencia sirvió para que el equipo de Manu González lograse el subcampeonato del Grupo VIII de la Tercera División y se ganara así el consiguiente pase para jugar la Copa del Rey la próxima temporada. Agus Alonso allanó el camino en el minuto 22 y Elías puso la sentencia a tres minutos para el descanso. En la segunda mitad bastó con orden defensivo para no pasar apuros y asegurar la segunda posición que sirve además para asegurar el factor campo en la primera eliminatoria del play off y poder jugar la vuelta en La Albuera.

Antes del arraque el Cristo Atlético quiso rendir un homenaje a Chuchi Jorques, que con 40 años disputaba su último partido como profesional. Toda una carrera dedicada al fútbol modesto y que recibió su merecido premio en forma de aplausos por parte de su afición.

La Segoviana salió al terreno de juego a dominar la contienda en pos de intentar mantener la segunda plaza de la clasificación, mientras que los palentinos, sin nada en juego en la tabla, salían a intentar cerrar la temporada con una victoria ante su afición en lo que era el último partido del curso como local. Durante los primeros 15 minutos no hubo acercamientos claros que pusiesen en jaque las porterías defendidas por los metas Adriá y Facundo, que disfrutaron de un comienzo muy plácido sin llegadas.

Sin embargo, mediada la primera mitad, se demostró que la pegada visitante marcó diferencias. En el minuto 22 y en el primer disparo entre los tres palos Agus Alonso adelantó a la Gimnástica en un disparo inalcanzable para Adriá que solo pudo recoger el esférico del fondo de la red. En el minuto 41 la Sego abrió aún más la diferencia en el marcador en un balón largo tras pérdida del Cristo. Agus Alonso, autor del primer tanto, fue de nuevo protagonista en el segundo al bajar el balón con la testa, para que su compañero Elías, entrando desde segunda línea hiciera el segundo tanto que encarrilaba la contienda y la ponía muy de cara para los de Manu González.

El gol fue un jarro de agua fría para los de Julio César Santos que se mostraron inoperantes en ataque, incapaces de amenazar el arco de Facundo. Con el 0-2 la Segoviana mantuvo la presión muy alta, intentando forzar una pérdida comprometida que supusiese la sentencia antes del tiempo de asueto.
Con el pitido final de los primeros 45 minutos se escuchó algún que otro pito por parte de la parroquia local, descontentos por el juego de su equipo, y por ver cómo los visitantes afrontan una situación de play off. Y es que este era el objetivo presupuestado por los palentinos a principio de temporada, y al que se tuvieron que rendir hace unas cuantas jornadas, viendo el potencial y el torrente que han demostrado en liga regular los cuatro equipos de arriba. Dolía en las gradas del Municipal Nueva Balastera tremendo choque de realidad.

Tras la reanudación González, pensando más en el futuro que el presente, dejó en el banquillo a Juan de la Mata que dejó su lugar a Asier Arranz. El Cristo salió al terreno con mucho corazón sin renunciar al ataque y con ganas de hacer el 1-2 que sirviese al cuadro morado para volver a meterse en el partido. La posesión territorial no supo traducirla el Cristo en el marcador que acabó el encuentro tal y como se llegó al descanso.

Los de Julio César demostraron ganas de acabar la temporada de la mejor manera posible, pero el corazón no fue suficiente para salvar la diferencia futbolística que demostraron ambos sobre el terreno de juego. Los más noticiable para el Cristo fue la retirada definitiva de Chuchi como futbolista profesional. Corría el minuto 82 cuando Chuchi Jorques abandonó el terreno de juego con todo el estadio en pie ovacionando su marcha, entrando en su lugar Víctor Abajo. El partido acabó 0-2 de manera merecida a tenor de los ocasiones de peligro de uno y otro equipo.