Publicidad

No pudo ser. El Naturpellet Segovia se quedó muy cerca de sumar en El Cabanyal tras un partido de mucha lucha en la que el conjunto local estuvo más acertado en ataque. Los de Diego Gacimartín jugaron a ratos y les faltó pólvora para derrotar a un rival que llevó durante muchos minutos la iniciativa en el juego.

El Levante saltó a la pista con la intención de no perder el tiempo. Así, en el primer minuto Sergio ya tuvo que sacar un balón bajo los palos en la primera opción de gol que tuvieron los azulgrana.La respuesta visitante llegó a los cuatro minutos en un disparo de Álvaro López que Prieto, en una buena intervención, envió a saque de esquina.

A los cinco minutos llegó el primer gol. Cecilio aprovechó un gran servicio de Buendía para abrir el marcador en El Cabanyal. Un auténtico jarro de agua fría para los de Diego Gacimartín, que hasta ese momento estaban controlando el partido de forma cómoda.No le quedó otra al Naturpellet que reaccionar a un marcador adverso. Su técnico movió el banquillo en busca de más pólvora con la intención de devolver la igualdad en el luminoso.

DEFENSA, DEFENSA Y DEFENSA

Y estuvo a punto de conseguirlo a los ocho minutos en un libre directo de Buitre, pero se encontró a un acertado Prieto. Sin embargo, los granotas, a base de control y posesión del balón, mantenían su mínima ventaja, y estuvieron a punto de conseguir su segundo gol en el minuto 12 cuando un centro de Lucho estuvo cerca de colarse en la portería del Alberto al despejar defectuosamente un defensor. Poco después, probó suerte Pedro, en un disparo lejano, que no tuvo premio. Eran momentos en los que los de Segovia lo pasaron realmente mal.

Pero los visitantes continuaron sin bajar los brazos. Álvaro López puso a prueba los reflejos de Prieto, que detuvo el balón en dos tiempos, y poco después el Levante ya había cumulado cinco faltas. En el 19, Cecilio evitó el empate al sacar el balón bajo los palos. Luego Sergio dejó escapar una nueva oportunidad en una vaselina que se marchó alta,casi sin tiempo para nada más.

Tras el paso por los vestuarios, Pizarro estuvo cerca del 2-0, pero el balón se estrelló en el palo. Continuaron insistiendo los granotas con el objetivo de marcar un segundo gol que le diera tranquilidad, y un minuto más tarde Jorge Santos lo intentó tras una buena jugada del Levante. Mientras, el Naturpellet pareció haber salido dormido y su bagaje ofensivo era nulo. A los 26 minutos, Buendía también estuvo cerca de marcar, pero Carlos Muñoz salvó el segundo tanto local.

UNA EXPULSIÓN… Y EL EMPATE

Antes de llegar al ecuador del partido, el Levante dispuso de una nueva acción ofensiva en la que Alberto estuvo acertado. Y en el minuto 31, el equipo visitante se quedó en inferioridad al ser expulsado por doble cartulina amarilla Álvaro López. Esto no fue impedimento para que los castellanos dispusieran de su mejor oportunidad cuando Prieto detuvo un disparo de Buitre que iba camino de gol.

Se entró en el tramo decisivo del partido con un Levante dominador gracias a su superioridad numérica. En el 31, Márquez también pudo marcar desde el interior del área, y en plena presión valenciana, Jorge Santos no llegó a rematar un centro de Pedro. Pero la fortuna sonrió al Naturpellet y en la siguiente jugada, Márquez se hizo un autogol tras interferir en el disparo de Javi Alonso. Era el 1-1.

El Levante sacó el genio y puso cerco a la portería visitante. Así, Sergio evitó el disparo de Pizarro, y Antoñito no definió tras un pase de Buendía. Precisamente a este jugador le faltó acierto a tres minutos para la conclusión. Sufría Segovia para mantener el empate. Cualquier cosa podía ocurrir. Y ocurrió que llegó el segundo tanto del Levante, obra de Antoñito, que obligó a Diego Gacimartín a situar a Cidao como portero-jugador, pero sin éxito, ya que lo que llegó fue el 3-1, obra del portero Prieto, que cerró así la derrota segoviana.