Los atletas, tomando la salida en la Media Maratón. / KAMARERO
Publicidad

El leonés Sergio Sánchez, y la extremeña Mónica Gutiérrez se impusieron en la decimotercera edición del Medio Maratón de Segovia, en el que tomaron parte alrededor de 2.400 atletas llegados desde toda la geografía nacional.

A las diez y media de la mañana los participantes tomaron la salida a los pies del Acueducto romano para afrontar los 21.097 metros de la prueba, y desde el primer momento el atleta de León tomó la cabeza, seguido muy de cera por el abulense Luis Miguel Sánchez y el marroquí Youness Aithadi.

Sánchez, que ya consiguió la victoria en la pasada edición del medio maratón segoviano, supo dosificar perfectamente sus fuerzas ante la especial orografía del recorrido, que pasa por todos los monumentos más emblemáticos de la ciudad, para conseguir medio minuto de ventaja sobre su principal perseguidor, renta suficiente para llegar a la meta como vencedor de la prueba por segundo año consecutivo, entre los aplausos del público que pobló las calles de la ciudad por las que pasó la carrera.

La especial dureza de la prueba segoviana se evidenció con la llegada de los primeros clasificados, que lo hicieron con diferencias que rondaron el medio minuto. Luismi Sánchez fue segundo, con Aithadi tercero.

En la categoría femenina, la pacense Mónica Gutiérrez debutó con victoria en el Medio Maratón de Segovia. Experta en la distancia, la atleta del club Almaraz Extremadura impuso un ritmo imposible de mantener por sus rivales, llegando a la meta con más de tres minutos de ventaja sobre la etíope Rehima Serro, y cerca de seis sobre Cristina Giurcanu, la ganadora en la edición de 2018.

En lo referente a los atletas de Segovia, el ganador en la categoría masculina fue Nacho de la Calle, mientras que en féminas Míriam Rojo se clasificó en la primera plaza.