Adrián Rosales, con el grupo durante una de las charlas de Dani Gordo a la plantilla. / BALONMANO NAVA
Publicidad

No lo tiene en la mano, porque todavía queda mucho por remar, pero no cabe duda que el Viveros Herol Nava es quien mejor lo tiene para conseguir el ascenso a la Liga Asobal. El equipo de Dani Gordo contaba todos sus partidos por victorias hasta que el pasado fin de semana el Villa de Aranda cortó su racha, por lo que teniendo en cuenta que el Vestas Alarcos venció al Antequera en su partido aplazado, la ventaja del conjunto segoviano se ha visto reducida a tres puntos, un margen aún tranquilizador, pero que convendría mantener para evitarse sofocones innecesarios.

Y es precisamente esa la intención con la que el equipo de Nava de la Asunción ha venido preparando la semana de entrenamientos de cara al encuentro que a partir de las seis y media de la tarde le enfrente al Palma del Río, equipo que después de varias derrotas consecutivas con las que pagó las bajas sufridas en el mercado de invierno, ha vuelto a encontrar su ritmo, venciendo el pasado fin de semana por diez goles de diferencia al MMT Zamora. Cierto es que el conjunto zamorano pierde demasiado potencial fuera de su pabellón, pero la renta es de las que hay que tener en cuenta.

Así lo valora Dani Gordo, que sabe que el Balonmano Nava es increíblemente solvente jugando como local, donde suma más de un año sin perder, pero también que en una categoría como la División de Honor Plata cualquier oponente te puede poner en un compromiso, y más cuando tú vienes de perder un partido, y el rival llega a tu casa después de invertir una racha negativa.

SIN BAJAS

Sin más ausencias que la de Adrián Rosales, que se permite ciertos ‘lujos’ como el de bajar a la pista con sus compañeros en los entrenamientos, pero que sigue con su plan específico de recuperación de la rotura del cruzado, el resto de la plantilla del Viveros Herol se encuentra a disposición del técnico, que tiene muy claro que una de las claves del partido pasará por hacer una buena entrada en el choque, todo lo contrario que el equipo realizó en Aranda de Duero. Concentración desde el primer minuto, defensa fuerte, y atención especial tanto a Alberto Ruiz en el central, como a Julio Morgado en el pivote. Como todos los equipos, el Palma del Río cuenta con un estilete a la contra, como es Jesús Morales, máximo goleador de la categoría, y que muestra una gran calidad en la definición.

Toda la plantilla es consciente de que los partidos ante los directos rivales tendrán como sede el Guerrer@s Naver@s, y que por ello el ascenso a Asobal se ganará en casa… o posiblemente tenga que ganarse en una fase de ascenso de la que nadie quiere hablar. El conjunto navero depende de sí mismo, y la jornada se presenta como propicia para seguir descontando etapas hasta la meta. Alarcos juega en casa frente al Cisne, actual equipo de play off que suma tres partidos sin perder, mientras que Puerto Sagunto juega un derbi siempre de pronóstico incierto en el Colegio San Agustín. La receta será la de siempre: Ganar. Porque esa es la única manera de no terminar echando cuentas.