Juan de la Mata, de la Segoviana, da un paso en el encuentro de la primera vuelta contra la Virgen del Camino. / KAMARERO
Publicidad

La Gimnástica Segoviana puede, durante una hora, volver al liderato en el grupo octavo de la Tercera División. Este dato, que en principio carece de interés, no deja de apuntalar el hecho de que el conjunto azulgrana quiere seguir metiendo presión a los dos primeros clasificados, el Zamora que juega una hora más tarde de que los gimnásticos lo hagan en Los Dominicos, y la Arandina que espera a jugar en la jornada del domingo.

No cabe duda que el encuentro que abrirá la jornada futbolística en el grupo octavo de la Tercera División es de vital importancia para la Segoviana, como lo son los otros cinco que el equipo de Manu González disputará hasta que concluya la liga regular. El título está al alcance de la mano, aunque haya otras dos que también aspiran a él, y por ello la Segoviana no saldrá a especular con el resultado, sino que tratará de dominar a un oponente que ha hecho lo justo para mantenerse un año más en Tercera, pero que parece haber perdido algo de la fortaleza de antaño en su terreno de juego, y que ya con los deberes hechos, acumula cuatro encuentros consecutivos sin ganar, sumando un punto de doce posibles.

Más bajas

De nuevo las ausencias en la línea defensiva condicionarán al equipo que presente Manu González en León. Con Charly aún fuera de combate, y Rubén descontando las jornadas para volver, la baja por acumulación de amonestaciones de Javi Marcos obligará a recomponer la línea defensiva, con dos alternativas claras para acompañar a Anel en el eje de la defensa, toda vez que Adrián y Asier se presentan como imprescindibles en las alas.

La primera de esas alternativas pasa por Juan de la Mata, que ha venido cumpliendo con creces en la línea de tres centrales que ha puesto la Segoviana en los últimos partidos, pero como no se puede descartar el hecho de que el canterano también está brillando en el doble pivote, la opción de incluir en la zaga a Domingo para que Juan de la Mata acompañe a Manu tampoco es descartable. Lo cierto es que el joven centrocampista se ha hecho con un hueco en el equipo, y raro será no verle en un once inicial que, salvo sorpresa, mantendrá las constantes que ha venido mostrando en los últimos encuentros, dando minutos de calidad a jugadores que serán necesarios en el play off, intentando dominar el partido a través del juego de toque y buscando la contundencia arriba con un Mika en buen momento, más Agus Alonso de compañero, y con Gómez a la espera de revolucionar el partido saliendo desde el banquillo.